El futuro de los vehículos autónomos

Autos

Con el desarrollo de la tecnología, los investigadores y fabricantes automotrices fueron incorporando en los autos algunas acciones autónomas como el control de velocidad o ayudar al conductor al momento de estacionar. ¿Hasta qué punto entonces un vehículo se puede denominar autónomo?

Existen varias clasificaciones, pero actualmente se utiliza la elaborada en 2016 (y actualizada en 2021) por la Sociedad de Ingenieros Automotrices. En el documento figuran 6 niveles. El nivel cero es cuando el auto no tiene autonomía y un nivel 1 por ejemplo tendría control de velocidad de crucero adaptativo. Hasta el nivel 2 el humano debe estar atento al volante en todo momento. En el nivel 3 aumenta la autonomía hasta llegar a un nivel 5 donde el vehículo se manejara realmente solo en toda situación.

Si bien hay algunos vehículos con características autónomas recorriendo calles del mundo, se espera que tengan un conductor humano que tome el control cuando fuera necesario. Desde octubre de 2020 la empresa Waymo liberó en Phoenix Estados Unidos unos “taxis robots” que pueden ser usados por cualquier persona y no llevan conductor.

Aunque los sensores y software se siguen desarrollando, aún se desconoce cómo sería el futuro de los vehículos autónomos. La experimentación con autos de nivel 5 está en sus comienzos. Y recién en marzo de 2021, la empresa Honda de Japón sacó al mercado el primer coche de nivel 3 (en modo leasing). Este auto puede por ejemplo manejar la situación durante un embotellamiento y cuando el camino se libera, pedir al humano que vuelva a tomar el control. Aún falta ver si saldrán más autos como éstos y si la gente quiere o no adquirirlos.

Faltan definir cuestiones por ejemplo con respecto a responsabilidades por accidentes o cómo adaptar seguros automotrices para autos robots. Además, si hubiera en algún futuro muchos de estos vehículos, se podría analizar si habría que adaptar calles y rutas para estas máquinas con radares, cámaras y otros sensores que utilizan para entender dónde están ubicados y qué hay a su alrededor (otros autos, peatones, señales, semáforos, etc.).

Para pensar el futuro de los vehículos autónomos, habrá que ver primero si los humanos se adaptarían al uso de estos vehículos y si quisieran que los autos se manejaran realmente solos en la cotidianeidad.

Docente del programa en Inteligencia Artificial del ITBA

Dejá tu comentario