Alonso se impuso en los boxes

Deportes

Con una osada maniobra a la salida de boxes, el actual campeón Fernando Alonso (Renault) ganó el Gran Premio de Bahrein, que abrió la temporada de Fórmula 1, relegando al segundo lugar a Michael Schumacher (Ferrari).

El finlandés Kimi Raikkonen (McLaren Mercedes) ocupó el tercer puesto, tras una histórica trepada y frenético ritmo de carrera, luego de largar último, mientras que Juan Pablo Montoya (McLaren) fue quinto y Felipe Massa (Ferrari) noveno.

«Gracias chicos, gracias por la fantástica parada en boxes. Esta victoria es vuestra», dijo a sus colaboradores Alonso.

Schumacher, largó desde la pole position, y defendió ese lugar con astucia desde el primer momento de la carrera, con una largada prolija y veloz, y gran manejo a bordo de una Ferrari 248 F1, que parece haber sepultado los pesares del año anterior.

Sin embargo, Alonso tuvo también una salida estupenda y tras 800 metros de carrera, ya había dejado atrás al brasileño Felipe Massa y al británico Jenson Button, para saltar del cuartoal segundo lugar y lanzarse a la caza del alemán.

El trámite entre el campeón y el legendario ex monarca se definió en el giro 39, cuando Alonso hizo su segundo reabastecimiento en boxes (demoró sólo 7s 7/10) e ingresó rápido y preciso a la pista, ganando la cuerda interna con habilidad sobre la trompa del auto de Schumacher.

Su ingreso al circuito fue apenas por delante del alemán, quien tres vueltas antes también había hecho su reabastecimiento, aunque con una demora mayor: 8s 7/10.

A pesar de la desazón, Schumacher, que el sábado había igualado el récord del brasileño Ayrton Senna con 65 poles, celebró haber alcanzado el podio, un halago que el germano no aferraba desde julio del año pasado en el GP de Hungría, cuando también fue segundo atrás de Raikkonen.

Alonso festejó con ganas al bajarse del auto y se abrazó efusivamente con Flavio Briatore, el italiano que dirige a Renault y también vela por algunos de los negocios personales del piloto.

Dejá tu comentario