¿Por qué el Barcelona y Nike siguen unidos pese a no tener contrato desde 2016?

Deportes

Aunque no parezca creíble, el club catalán y la empresa estadounidense no tienen un convenio formal firmado hace cinco años y, pese a ello, siguen trabajando juntos. Conocé los detalles de este singular caso en la elite del fútbol.

La popular marca estadounidense Nike viste al Barcelona desde 1998, pero desde 2016 lo hace sin contrato. Tan sólo un preacuerdo, que nunca se formalizó, une a ambas marcas, según explica EFE.

Primero porque hubo divergencias y después por la pandemia y por la elección del nuevo presidente, el proceso se está demorando en exceso.

En mayo de 2016, la entidad presidida entonces por Bartomeu anunció la renovación del contrato con Nike hasta 2028, pese a que el vínculo anterior no expiraba hasta 2018. La marca deportiva paga 105 millones de euros fijos al Barcelona por temporada y hay unas variables que pueden llegar hasta los 155 millones.

Precisamente, en la Asamblea de Compromisarios de ese octubre el entonces vicepresidente del área de mercadotecnia y comunicación de la entidad "blaugrana", Manel Arroyo, explicó la condiciones y quedó aprobado el acuerdo.

Además de la equipación, Nike se aseguró derechos de asociación y uso de la marca Barcelona, y derechos publicitarios y de hospitality.

En julio de 2018, el fin del plazo que se había pactado para formalizar el contrato, surgieron divergencias. Más adelante, hubo un momento en el que el "Barça" y Nike se plantearon formalizar, por fin, el contrato. Sin embargo, la llegada del coronavirus lo hizo caer todo y, posteriormente, ya prefirieron esperar a la llegada de un nuevo presidente.

La consecuencia de todo esto es que hasta el día de hoy las diferentes cláusulas del precontrato han quedado más abiertas de lo habitual a las interpretaciones subjetivas de Barcelona y Nike, algo que ha ocasionado cierta tensión entre las dos entidades.

Fuentes cercanas explican que la relación entre la marca y el club ahora mismo "no es buena" y que la empresa estadounidense considera que las cifras que actualmente le paga al "Barça" están por encima del precio de mercado.

El deseo de Nike, que tiene claro que se acabó la época de los favores, es hacer una reducción de las mismas.

¿Podrá Laporta encargarse del asunto y llegar a un acuerdo con Nike para firmar un nuevo contrato? ¿Cuánto influirá la ausencia de Messi para lograr el mismo?

Temas

Dejá tu comentario