Copa Davis: Acasuso ganó el primer punto para Argentina ante Austria

Deportes

El misionero José Acasuso, con carácter y determinación, le ganó hoy por 7-6 (8-6), 6-1 y 6-4 al local Stefan Koubek en el primer punto de la serie entre la Argentina y Austria, válido por la ronda inicial del Grupo Mundial de la Copa Davis, que se desarrolla en el estadio Intersport Arena, de esta ciudad.

Acasuso consumó su triunfo en 1 hora y 56 minutos, un dato positivo ya que mañana el misionero jugará el encuentro de dobles en dupla con Sebastián Prieto, en un punto clave para definir la serie.

El 'Chucho', la principal carta del equipo argentino ante la ausencia de David Nalbandian, salió a estudiar a Koubek en los primeros games y se encontró con un tenista austríaco afiladísimo con su primer saque.

En el tercer juego, Acasuso dispuso de dos break points pero el austríaco los levantó y luego ganó el game con tres ïacesï consecutivos.

Koubek, un zurdo talentoso pero inestable, aguantaba como podía los peloteos desde el fondo de la cancha que le proponía Acasuso, a quien le faltaba determinación para definir las situaciones que se le presentaban.

En el séptimo juego, Acasuso volvió a desperdiciar otro break y con un Koubek que volvió a levantar el nivel de su saque sobre el final del primer set, el parejo desarrollo desembocó en un ïtie breakï, que a la postre fue determinante para el resultado final del cotejo.

Es que Koubek dispuso de dos "sets points" y ambos los perdió de manera fácil: en el primero dejó un revés sin complicaciones en la red y en el segundo cometió una doble falta -la primera del partido-.

En el punto siguiente, Acasuso 'enganchó' la devolución pero la pelota, en vez de terminar lejos de la cancha, tomó un efecto raro, picó sobre la línea y desorientó a Koubek, quien perdió el punto y quedó set point abajo.

Esa jugada desorientó al tenista local, según comentó después el 'Chucho', que se percató de la situación.
Acasuso no lo perdonó con su saque, ganó el set y de esta manera se dio un baño de tranquilidad, que le permitió encarar el segundo set con un juego más aplomado.

Entre la solidez del argentino y la inestabilidad del local, el segundo parcial fue apenas -duró apenas 27 minutos- un trámite para el misionero, que quebró en el segundo y cuarto juego para finalmente imponerse por 6-1.

Alentado constantemente por el capitán Alberto Mancini, Acasuso no bajó el ritmo en el inicio del tercer set y rapidamente consiguió un quiebre tranquilizador, que le permitió jugar con paciencia, esperando el error de su rival, quien debía arriesgar para emparejar las cosas.

Koubek nunca logró descifrar el saque de Acasuso y el argentino, luego de desperdiciar un match point en el 5-3, lo cerró en el juego siguiente por 6-4 para darle el primer punto al equipo argentino.

El misionero José Acasuso dijo hoy que esperaba mayor oposición del austríaco Stefan Koubek, tras consumar una cómoda victoria en tres sets y dejar a la Argentina 1-0 en ventaja en la serie de la Copa Davis de tenis que animan en Linz.

"Pensé que sería más duro, él es un jugador que corre mucho y me había preparado para jugar como mínimo cuatro
sets", confesó el tenista misionero en diálogo con la prensa, contento por haber logrado un triunfo importante en la serie.

"Estoy feliz por haberle dado el primer punto al equipo, es una tranquilidad. Creo que la clave del triunfo fue mi saque, ya que el no lo pudo controlar. Dentro de la cancha sabía que tenía que quebrarle el servicio y después jugaba muy confiado con el mío", analizó el 'Chucho' Acasuso.

El misionero se refirió -por último- a un punto clave en el partido, que sucedió en el ïtie breakï del set inicial, cuando Koubek sacaba con dos sets points a su favor y falló, primero con una a esa altura inusual doble falta y luego al dejar una derecha que se presumía sencilla en la red.

"En ese momento el se apuró. Primero con la doble falta y luego tuve suerte porque le pegué a la pelota con el marco y entró, eso lo confundió. Ahí me di cuenta que estaba nervioso y supe aprovechar la situación", concluyó Acasuso.

Dejá tu comentario