Copa Davis: Argentina cayó ante Austria pero mantiene la ilusión

Deportes

El equipo de Copa Davis de la Argentina acortó su ventaja a 2-1 sobre Austria y mantiene intactas las ilusiones de alcanzar los cuartos de final del Grupo Mundial del tradicional certamen, pese a haber perdido hoy en el punto de dobles, en la serie que se juega en Linz.

En ese sentido, los argentinos José Acasuso (82 en el ranking mundial de dobles) y Sebastián Prieto (39) claudicaron ante los especialistas locales Jürgen Melzer (19) y Julian Knowle (23) por 6-3, 6-7 (2-7), 6-1 y 7-5 al cabo de dos horas y 40 minutos de juego intenso, sobre la veloz superficie del Intersport Arena de la ciudad de Linz.

Pese al traspié, Argentina marcha adelante en la serie al mejor de cinco puntos, merced a los triunfos conseguidos ayer por Acasuso ante Stefan Koubek por 7-6 (8-6), 6-1 y 6-4, y de Guillermo Cañas sobre Melzer por 7-6 (8-6), 6-2 y 6-4.

La eliminatoria entre argentinos y austríacos se definirá mañana con los dos últimos puntos de singles y el ganador enfrentará en los cuartos de final a Belarús o Suecia, entre el 6 y 8 de abril próximos.

Mañana desde las 10 -hora de la Argentina- el misionero Acasuso (40 del mundo en singles) enfrentará a Melzer (30) y luego Cañas (107) se medirá con el sacador Koubek (71) o con Alexander Peya (106), esto lo determinará el capitán austríaco Gilbert Schaller.

Se sabía de antemano que el dobles era el punto que se podía perder y sucedió nomás, pese a la estrategia del capitán argentino Alberto Mancini de llevar a Linz a un especialista como Prieto para acompañar al 'Chucho' Acasuso, una buena intención que no prosperó, ya que los austríacos ganaron el partido con holgura.

El dobles argentino se conocía, ya que Acasuso y Prieto ganaron juntos tres torneos de la ATP: Bucarest y Stuttgart 2005, y Viña del Mar 2006, aunque todos sobre polvo de ladrillo, un detalle que influyó en esta serie, ya que sobre un piso bastante rápido dejaron dudas y no mostraron la misma coordinación.

Respecto de Prieto, regresó al equipo luego de haber participado en 1999 de la serie que Argentina le ganó por 4-1 a Venezuela, en la que jugó el dobles junto a Mariano Hood y vencieron a Maurice Ruah y Jimmy Szymanski por 6-3, 6-4 y 7-6 (8-6).

Prieto también fue convocado en 2000 para la serie inconclusa entre la Argentina y Chile, en Santiago, cuando el público local provocó serios incidentes que motivaron el retiro del equipo nacional.

La pareja argentina comenzó el partido prendida hasta el octavo game, en el que los locales quebraron el servicio de Prieto y luego mantuvo su saque Melzer para llevarse el parcial por 6-3 en 31 minutos.

En el segundo set, que duró 52 minutos y se definió en tie break por 7-6 (7-2) en favor de los argentinos, el punto m?s flojo fue Prieto, paradójicamente un especialista en el juego de parejas.

Es que Prieto sufrió el ritmo del partido y la mayor velocidad de los austríacos, y fueron escasas las veces que pudo utilizar el revés cruzado, su mejor golpe.

Sin embargo y pese a la adversidad -los locales eran claramente m?s rápidos para desplazarse-, los argentinos mostraron coraje y por eso se llevaron el segundo set, por la actitud y una buena decisión táctica: adelantarse dos metros en la cancha.

En el tercer parcial, el más corto ya que los locales lo definieron por 6-1 en apenas 25 minutos, se acentuaron las diferencias en favor de Melzer y Knowle.

Los austríacos dominaron siempre la red, Melzer lastimó con su derecha y Knowle estuvo implacable con su servicio, al
punto de que no pudieron quebrárselo en todo el partido.

El misionero Acasuso con su potente saque mantuvo en juego al equipo argentino, aunque devolvió muy mal y no supo leer los servicios de los rivales, ya que de haberlo hecho hubiera podido anticipar varias jugadas y evitar que los locales se muestren relajados cada vez que sacaban.

Los dos 'zurdos' austríacos mantuvieron la iniciativa y ganaron con comodidad cada uno de sus saques en el cuarto y definitivo set, hasta que en el fatídico -para el equipo de Mancini- undécimo game quebraron una vez más a Prieto y se ubicaron al borde del triunfo.

El rubio Melzer sacó para partido y no falló, lo que le permitió a Austria seguir 'vivo' en la serie al menos hasta el domingo, mientras que Argentina tendrá que esperar para festejar, aunque todo hace preveer que se quedará con el triunfo, tan solo si Acasuso y Cañas mantengan el nivel del primer día.

Argentina, pese al sinsabor que cosechó en el dobles, es favorito para superar a los austríacos y después deberá rearmar el equipo (seguramente con David Nalbandian como líder) para enfrentar a Suecia o Belarús, aunque esa será otra historia y primero debe sentenciar el pleito en Linz.

Dejá tu comentario