13 de noviembre 2008 - 00:00

Del Potro se despidió de Shanghai y piensa en la Davis

Del Potro disputa el primer Masters Series de su carrera.
Del Potro disputa el primer Masters Series de su carrera.
Juan Martín del Potro concluyó hoy su participación en el primer Masters de su carrera y afronta ya el que será el último y quizás más importante reto del año: la final de la Copa de Davis ante España.

Del Potro se despidió del Masters de Shanghai al caer por 6-3 y 6-2 ante el ruso Nikolai Davydenko, que avanza así a las semifinales tras un partido en el que consiguió 25 golpes ganadores por sólo siete de su rival.

"El jugó muy bien, yo estaba muy lento. Él es el número cinco del mundo", recordó Del Potro. "Ahora voy a Argentina. Tengo buenas cosas que jugar aún la próxima semana", agregó.

Del Potro, de 20 años y octavo del ranking mundial, no pudo en ningún momento con el ruso, que logró un triunfo cómodo en 1:26 horas y pasó así a la ronda de los cuatro últimos como segundo del Grupo Dorado, por detrás del serbio Novak Djokovic, que perdió hoy en un intrascendente duelo ante el francés Jo-Wilfried Tsonga por 1-6, 7-5 y 6-1.

Del Potro comenzó algo estático y con dificultades para acertar con el primer servicio, problemas que arrastró todo el encuentro. Eso lo aprovechó Davydenko para quebrarle en el cuarto juego. El ruso se escapó hasta 4-1, pero el argentino siguió con vida en el set al lograr un break en el séptimo game para acercarse 4-3.

La derecha de Davydenko era la que dictaba el ritmo del partido. Ante esa arma, el inestable servicio de Del Potro no era suficiente, por lo que el ruso volvió a quebrar para 5-3. Con su saque en blanco cerró la primera manga.

Del Potro debía remontar si quería estar en semifinales, pero todo siguió igual en el segundo set. Davydenko demostró la constancia que le ha hecho estar entre los ocho mejores jugadores del mundo los últimos tres años y medio sin interrupción.

Del Potro no encontró soluciones en su saque, lo que lo descentró y provocó errores evitables. El ruso le quebró para 2-1 y la respuesta del argentino fue mandar la raqueta al piso con furia. "¡Ánimo, Juan!" le gritaban algunos fans.

Davydenko, en cambio, era la viva estampa de la firmeza, con pocos errores no forzados y cada vez más confiado en su juego. Volvió a lograr un break para 4-1. Del Potro se puso entonces la toalla sobre la cabeza, como queriendo resguardarse de la lluvia de tenis que le llegaba desde el otro lado de la red.

El partido alcanzó una gran velocidad: el destino eran las semifinales y el vencedor, Davydenko, que cerró el partido con su servicio en blanco en su primera pelota de partido. Del Potro estrelló contra la red un segundo saque del ruso, un resumen del partido en sólo dos golpes.

"Ultimamente estoy terminando con muy pocas energías, el partido de hoy me esperaba ya con las guardias bajas y se notaba", señaló Del Potro tras una exigente temporada, a la que aún le quedan diez días y dos partidos, "quizás los más importantes del año".
"Cuando estoy cansado lo acuso en mi servicio y en la derecha. Me cuesta más moverme. Y Davydenko fue hoy una maquinita que me lo devolvió todo", apuntó el argentino.

Del Potro pone fin así al penúltimo capítulo de una temporada en la que ha explotado, entrando en el "top ten" a los 20 años gracias, sobre todo, a sus cuatro títulos.

Se va de su primer Masters con un triunfo y dispuesto a descansar unos días antes de la final de la Copa Davis ante España la próxima semana en Mar del Plata que le puede dar la primera Ensaladera de Plata al país.

Mañana, la atención estará centrada en el duelo entre el suizo Roger Federer y el británico Andy Murray. El número dos del mundo debe ganar si quiere avanzar a semifinales, instancia en la que ya está Murray, que se centrará en eliminar al actual campeón.

Muy pendiente de ese duelo estará el francés Gilles Simon, que deberá ganar al checo Radek Stepanek y esperar a que Murray venza a Federer.

El británico tiene un balance positivo ante el ex número uno del ranking (3-2) y con una victoria quiere volver a demostrar que es el jugador más en forma tras los triunfos recientes en Madrid y San Petersburgo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar