Djokovic inauguró una cancha de tenis en una favela de Río de Janeiro

Deportes

El número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, inició este viernes entusiasmado su primera visita a Río de Janeiro, durante la cual jugará el sábado un partido de exhibición ante el máximo ídolo del tenis local, Gustavo Kuerten, además de participar en un partido de fútbol y de visitar una favela.

"Llegué a Río esta mañana y todo lo que puedo decir es ¡¡¡UAU!!! Honestamente, ¡siempre deseé visitar Brasil! Estoy feliz por estar finalmente acá. Mañana juego el partido de exhibición con Guga. Apenas puedo esperar", escribió el serbio en su Facebook, donde aparece en una foto sacada desde la terraza de su hotel sobre la famosa playa de Ipanema con un coco en la mano.

"Nole" ya había manifestado antes su ansiedad por medirse con "Guga" Kuerten, exnúmero uno del ranking y que abandonó las canchas en 2008 a raíz de los dolores causados por una persistente lesión en la cadera, y en esta jornada, en una rueda de prensa conjunta con su rival, aseguró que el brasileño es el favorito en el duelo.

"Estoy feliz y agradecido. Tengo que decir que no creía que podría jugar contra ti. Mi deseo se volvió realidad, y tú eres el favorito, ganaste tres veces Roland Garros", expresó el serbio, quien todavía no ha conquistado un título del Abierto francés.

Igualmente feliz está el brasileño, quien afirmó que el duelo contra Djokovic será "un gran momento más" de su carrera, y en tono de broma expresó la esperanza de vencer el partido.

"Djoko campeón del ATP World Finals, le ganó por 7-6 y 7-5 a Federer. ¡Qué bien! Llegará cansado para el día 17 y con poca confianza", escribió Kuerten en su Twitter tras el triunfo del serbio el lunes en Londres.

Pero en la conferencia, sin embargo, "Guga" prefirió adoptar un tono humilde: "Ayer me preguntaron cómo planeo sorprender a Djokovic. Pero, si ni Murray ni Federer lo logran, ¿cómo podré yo sorprenderlo? Quizás en el fútbol...", expresó.

El partido de exhibición en la ciudad que recibirá los Juegos Olímpicos de 2016 es sólo una parte del intenso programa de Djokovic, que incluyó luego una visita a la más grande favela de Río de Janeiro, Rocinha, para inaugurar una cancha de tenis construida tras la ocupación policial que expulsó a los narcotraficantes que controlaban la comunidad, hace casi precisamente un año.

El domingo, "Nole" y "Guga" volverán a participar juntos en un partido de fútbol organizado por el exfutbolista serbiobrasileño Dejan Petkovic, que se disputará en el estadio Engenhao antes del duelo entre Cruzeiro y el flamante campeón brasileño, Fluminense.

"Voy a estar con cracks como Bebeto, Romario y Zico. A mí me encanta el fútbol, intento jugar, pero soy terrible. Trataré solamente de disfrutar", advirtió el número uno del tenis mundial, quien sin embargo prometió brindar un buen espectáculo sobre la cancha del Engenhao.

"Creo que será divertido y que 'Pet' (el apodo de Petkovic en Brasil) me ayudará con buenos pases", expresó.

Dejá tu comentario