El Real se recuperó ante Bayern Munich

Deportes

Real Madrid derrotó este martes 3-2 al Bayern Múnich, en partido de ida de los octavos de final en el estadio Santiago Bernabéu con un doblete de su capitán Raúl González, y le tocará sufrir en el encuentro de vuelta en la capital bávara.

Raúl junto al inglés David Beckham fueron las estrellas blancas de un partido en el quel Real Madrid mostró su mejor cara, lanzado al ataque ante un Bayern efectivo en el centro del campo, pero con muchas lagunas en su defensa, especialmente entre los dos centrales.

El Real mantuvo un buen control del partido en la primera parte, pero en la segunda, y a pesar de ir ya ganando, los blancos empezaron a encerrarse en su área, especialmente tras las sustituciones del argentino Gonzalo Higuaín por el brasileño Robinho (53) y de Roberto Carlos por Raúl Bravo (58).

El lateral brasileño tuvo que retirarse tras resentirse de su gemelo derecho, en el que sufrió una rotura fibrilar que lo dejó fuera de los terrenos de juego desde mediados de enero en partido de la Copa del Rey frente al Betis.

Los blancos avisaron pronto de su eficacia, en el minuto 5 con un gran tiro de media vuelta de su delantero holandés Ruud Van Nistelrooy, que se fue por encima del larguero por poco y cinco minutos después llegaría el primer tanto.

Van Nistelrooy pasó el balón al área, donde controló Raúl, y en el mano a mano con el arquero Oliver Kahn, marcó el gol que abría el marcador.

El tanto dio alas a los merengues, pero el Bayern aprovecharía una acción a balón parado, con las que conseguiría llevar el mayor peligro a la portería de Iker Casillas, para igualar el partido.

El holandés Mark Van Bommel sacó una falta desde la izquierda al segundo palo, donde apareció el brasileño Lúcio para marcar con un gran remate de cabeza (23).

El empate no desanimó a los blancos, entre los que destacaba el inglés Beckham, muy activo, ayudando en el centro del campo a Guti y Fernando Gago y cuyo saque de córner estaría en el origen del segundo gol merengue.

Iván Helguera remató de cabeza al segundo palo de Kahn y ahí apareció de nuevo Raúl para impulsar también de cabeza junto al poste el balón a las mallas alemanas metiendo el segundo gol (28), y marcando su quinto en este año en la competición.

El segundo tanto desarboló al Bayern, lo que fue aprovechado por los blancos para marcar el tercero, prácticamente con los mismos protagonistas: Beckham sacó una falta, Helguera peinó atrás y ahí apareció Van Nistelrooy para marcar con un gran tiro el último tanto blanco (34).

En la segunda parte, la práctica desaparición del centro del campo blanco en los que ya no se vio a unos agotados Beckham, Gago y Guti, dio como resultado un acoso completo a la portería blanca, donde, como en otras ocasiones volvió a lucirse el portero Casillas.

El guardameta blanco sacó prácticamente de la línea de gol dos grandes tiros rasos del peruano Claudio Pizarro (77 y 83), pero, sin embargo, la insistencia alemana tuvo su premio con el tiempo ya prácticamente cumplido.

Van Bommel soltó un disparo duro desde la frontal del área ante el que no pudo hacer nada Casillas, marcando el segundo gol alemán, que celebró con repetidos cortes de manga al público y que dejó un peligroso resultado para los blancos de cara al partido de vuelta.

Dejá tu comentario