En la vuelta de Riquelme, Boca no pudo con Central

Deportes

El regreso de Juan Román Riquelme a Boca Juniors no bastó para que el equipo de la Ribera doblegara a un conflictuado Rosario Central, con el que empató 1 a 1 y estuvo a punto de perder sobre el final del cotejo jugado en la Bombonera por la segunda fecha del torneo Clausura.

Una igualdad justa dentro de un partido discreto, en el que las expectativas por la vuelta de Riquelme se vieron defraudadas ya que el ex Villarreal, de España, tuvo escasa participación en el juego y fue absorbido por la inteligente y efectiva marcación escalonada que dispuso el entrenador centralista Néstor Gorosito.

Por eso y porque tuvo a un lúcido conductor como Leonel Ríos, la figura de la cancha, fue superior Central en el primer tiempo y se fue al descanso con la victoria parcial.

El tanto fue convertido por el pibe Emilio Zelaya desde una posición oblicua al arco de Mauricio Caranta, cuando restaban seis minutos para finalizar el primer tiempo.

Claro que en ese período los rosarinos tuvieron un par de opciones más para convertir, que el propio Zelaya y Andrés Díaz malograron desde buenas posiciones.

Boca se recuperó en el segundo tiempo y con el afortunado tanto de Rodrigo Palacio a los diez minutos, aprovechando una serie de rebotes en el área rosarina, impactó en el ánimo de los auriazules visitantes.

A partir de esa conquista los locales hegemonizaron el desarrollo de las acciones y fueron por la victoria con más ímpetu que fútbol, a pesar de que Riquelme seguía en el campo de juego.

Pero esas imprecisiones le impidieron a los boquenses lograr su cometido y para colmo de males a los 42 minutos Zelaya quedó solo frente a Mauricio Carante y en vez de rematar, inexplicablemente abrió el balón para Andrés Díaz, que remató apenas desviado sobre el travesaño.

Quizás un triunfo centralista, algo que no se produce desde hace 16 años en la Bombonera, hubiera resultado exagerado, pero a la vez resultaría un justo castigo para la ineficiencia boquense.

En cuanto a Riquelme, la expectativa se mudará al próximo sábado a las 19 en Avellaneda, cuando Boca afronte el clásico con Independiente en cancha de Racing.

Dejá tu comentario