En un partido parejo, la diferencia fue Scocco

Deportes

Newell's Old Boys superó a River Plate por 1 a 0, y de esa manera escolta a Lanús en lo más alto de la tabla de posiciones, tras el entretenido encuentro disputado en el Parque Independencia por la sexta fecha del Torneo Final.

El único gol del encuentro lo marcó el delantero Ignacio Scocco, a los 35 minutos del primer tiempo.

Con este resultado Lanús marcha primero con 16 puntos, seguido por Newell's con 13 y luego se ubica River con 12 unidades.

El planteo de Ramón Díaz, para tratar de tener un equipo un poco más ancho y llevar el partido a disputarse en el mediocampo, no le dio demasiado resultado, porque Leonel Vangioni estuvo controlado y además el propio ex-Newell's se superpuso en la posición con Ariel Rojas.

El conjunto local tuvo en Maximiliano Rodríguez a uno de sus hombres más sacrificados, mientras que las labores de Víctor Figueroa y Hernán Villalba fueron imperceptibles, pero tremendamente eficientes.

Sobre los 11 River llegó con un tiro libre de Leonardo Ponzio, desde afuera del área, pero Nahuel Guzmán envió al córner de gran manera.

La peligrosidad de Rodrigo Mora fue una de las cartas que tuvo River en el ataque, pero no tuvo el mismo correlato con Carlos Luna, aunque el exhombre de Tigre pudo abrir el marcador a los 28 con un cabezazo que le tapó el portero local.

La defensa visitante evidenció algunos desacoples, aunque no tan notorios, pero a los 35 Villalba habilitó a Scocco, el delantero dejó en el camino a Adalberto Román y definió con un toque suave ante el achique de Marcelo Barovero para poner al conjunto rosarino adelante en el marcador.

En desventaja Ramón Díaz intentó acomodar las piezas de su equipo, pero Ponzio nunca pudo ejercer su predominio y el juvenil Lucas Abecasis tuvo más intenciones que aciertos.

Para el complemento River presentó su primer cambio a los 14, cuando Juan Manuel Iturbe reemplazó a un Carlos Sánchez desorientado, para tratar de darle explosión al mediocampo, lugar en donde Newell's fue superior.

Así, el local comenzó a tener preponderancia en terreno rival, con muy buena circulación de pelota, tanto de Pablo Pérez como de Scocco.

A su vez, River intentó con la explosión de Iturbe y la rapidez de Mora y Luna, tratando de apostar al cansancio de Newell's, que entre semana jugó por la Copa Libertadores ante la Universidad de Chile en Santiago.

Las polémicas se hicieron presentes también, cuando cerca de los 35 Luna marcó un gol, pero con la mano, en una jugada en la que el árbitro Diego Ceballos dudó algunos minutos para confirmar la conquista.

Sobre los 37 Scocco ejecutó un tiro libre desde 35 metros y tras rebotar en Jonathan Bottinelli el balón se fue cerca del poste derecho de Barovero.

En el final River apeló a la fórmula del balón parado, para tratar de sacar un error rival y conseguir el ansiado empate, aunque casi sorpresivamente Ramón Díaz dejó en el banco de suplentes a David Trezeguet.

Dejá tu comentario