Federer fue mucho para Nalbandian

Deportes

El tenista argentino David Nalbandian rindió por debajo de su nivel y lo pagó caro, ya que fue eliminado del Masters Series de Madrid, con premios por 2.082.500 euros, al perder ayer en las semifinales con el suizo Roger Federer, número uno del mundo, por 6-4 y 6-0.

Nalbandian, cuarto en el ranking mundial de la ATP, no pudo contener el ritmo arrollador de Federer (1), quien sacó a relucir lo mejor de su amplia gama de recursos tenísticos y prácticamente no le dio chances en los 59 minutos que duró el partido.

El suizo jugará hoy la final del octavo torneo de la serie Masters del año ante el chileno Fernando González (10) quien derrotó al sorprendente checo Thomas Berdych (11) por 6-3 y 6-1.

El tenista argentino, quien había eliminado sucesivamente al francés Julien Benneteau (46), al inglés Tim Henman (41) y al ruso Marat Safin (49), pagó caro el excesivo desgaste físico que realizó en sus anteriores presentaciones (ganó todos sus partidos en tres sets) y no pudo oponerle resistencia al suizo.

Con el triunfo en Madrid, Federer desniveló en su favor por 7-6 el historial de enfrentamientos personales con el cordobés nacido en Unquillo.

El suizo lo había vencido anteriormente en el Masters de Houston 2003, Australia 2004, US Open y Masters de Shangai 2005, más Roma y Roland Garros este año, mientras que Nalbandian se quedó con los cruces en Mónaco y Basilea 2002, Australia, Cincinatti y el US Open 2003, y la final del Masters de Shangai 2005, en el triunfo más importante de su carrera.

Federer, conocedor del juego de Nalbandian, salió a jugar muy adelantado en la cancha y con mucha decisión, lo que le permitió adelantarse 4-1 en el primer set tras quebrar el servicio en el quinto punto.

Sin embargo, el argentino emparejó 4-4 merced a una buena devolución (así logró el único quiebre del servicio de su rival en el octavo game) y varios tiros cruzados sobre el revés del suizo, quien se siente incómodo con ese golpe, más bien lo utiliza para defenderse.

El europeo quebró una vez más a Nalbanaian en el décimo juego y se llevó el set por 6-4 en 37 minutos que fueron la antesala de la exhibición que ofrecería en el segundo parcial.

Es que el suizo ganó desde el 4-4 ocho juegos consecutivos, y se lució con 28 tiros ganadores contra apenas 8 del argentino, más un primer servicio que lastimó (conectó en total 9 aces) y devoluciones precisas y certeras.

Nalbandian, quien se caracteriza por su garra y capacidad de reacción para remontar partidos adversos, no encontró respuestas y el físico no lo acompañó, ya que lució cansado y fue fácil presa del número uno del tenis mundial.

Más allá de la derrota, el saldo del Masters Series de Madrid es positivo para el cordobés, tanto a nivel individual como colectivo.
En lo estrictamente individual, tras su avance a semifinales quedó bien posicionado para defender el título en el Masters de Shangai, ya que se ubica en la sexta posición en la Carrera de Campeones, que clasificará a los ocho mejores del año.

En lo colectivo y con miras a la final de Copa Davis que la Argentina jugará ante Rusia en Moscú en diciembre próximo, el cordobés logró anteayer sobre Safin un triunfo anímico muy importante que puede influir en esa definición.

Es que Nalbandian dejó claro que le puede ganar al ruso, quien no debe confiarse en la amplia ventaja que existe en el historial, que lo favorece por 6-2, y la Argentina puede alimentar su sueño de conquistar por primera vez la Copa Davis, la gran asignatura pendiente de su historia.

Dejá tu comentario