Los futbolistas italianos, en pie de guerra por los sueldos

Deportes

Los jugadores no están conformes con la Federación de Fútbol que les quiere quitar un mes de paga mientras recibe ayuda económica de distintos sectores.

Los futbolistas italianos se encuentran en pie de guerra porque se sienten el "pato de la boda" a la hora de repartir los costos financieros ocasionados por la pandemia de coronavirus que obligó a interrumpir los torneos.

"Existe una situación excepcional por el coronavirus que intentan resolver con la lógica de siempre: descargar el problema en el otro y, si es posible, además joderlo", resumió Damiano Tommasi, titular de la AIC.

En diálogo con ANSA, el presidente del sindicato que nuclea a los jugadores que militan en el "Calcio", lamentó que en tiempos que obligan a ser solidarios, algunos (los clubes) apelen a viejas fórmulas que se aplican "no sólo en el fútbol".

Tommasi apuntó a la decisión que se acordó en la víspera durante un Consejo de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) relacionada con las obligaciones contractuales de los clubes para poder inscribirse en los torneos de la próxima temporada.

Mientras se establecía una fecha tentativa para la reanudación del fútbol, supuestamente a mediados de junio, también se definían algunas facilidades a los clubes en una reunión en la que la voz de los futbolistas no estuvo presente.

Facilidades que permiten inscribirse a aquellos clubes que hayan abonado apenas los salarios correspondientes al mes de mayo, como destacaba en la víspera Umberto Calcagno, secretario adjunto de la AIC, apenas conocida la noticia.

Calcagno también apuntó a que esa obligación apunta al pago del sueldo neto y no bruto y permite que no sean abonados los meses de marzo y abril, durante los cuales los jugadores se entrenaron en forma individual debido a la pandemia.

"El fútbol le pide dinero al gobierno para tapar los agujeros, también a la televisión porque se reanudará el torneo, pero pretende pagarle a los jugadores sólo un mes de sueldo", coincidió Tommasi.

"No era que todos formamos parte de este negocio y estamos juntos en el mismo barco?", se pregunta aunque reconoce que para la mayoría de la opinión pública "los futbolistas no tienen de que quejarse" porque ganan bien.

"Esto no es real. Hay muchos colegas que pasan necesidades por estos días aunque la gente supone que ganan fortunas. Son la gran mayoría, los que viven de su salario y no esa minoría que se enriquece", destacó.

"En las categorías más bajas hay jugadores que tienen que pagar un alquiler porque los clubes carecen de una concentración y se supone que deben hacerlo sabiendo que cobrarán sólo un mes de su salario", graficó.

Los futbolistas, completó Tommasi "son los que ponen y arriesgan el cuerpo y encima ahora tienen que cargar con el peso de esta crisis. Si esto es lo que pretenden, que después no digan que están salvando al fútbol", sentenció.

El Consejo directivo de la entidad analiza los pasos a seguir y reclamó una solución que favorezca el interés colectivo en lugar de fomentar un enfrentamiento, lo que anticipa la posibilidad de un conflicto.

Michele Briamonte, jurisconsulto en Economía, Trabajo y Deporte, propone adoptar un sistema similar al implementado por la NBA, la poderosa Liga de básquetbol profesional estadounidense.

En diálogo con ANSA, Briamonte destacó que "el acuerdo de la NBA tiene en cuenta que los atletas son parte del espectáculo y contempla una rebaja del 25 por ciento de los ingresos proporcional a los partidos que no se disputaron".

"Creo que es una interpretación correcta de cómo repartir los daños y aplicar un mecanismo análogo en el fútbol sería lo más equitativo e inteligente en el interés de todos" para superar esta situación de fuerza mayor, destacó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario