Patronato y Defensa y Justicia empataron en un partido electrizante

Deportes

Igualaron 3-3 en un duelo lleno de emociones. Ibáñez de penal, Arias y Palavecino, a los 92 minutos, marcaron para el local, mientras que Pizzini, Tripicchio y Rotondi lo hicieron para la visita.

Patronato y Defensa y Justicia empataron 3 a 3 en un partido vibrante que tuvo todo tipo de emociones, desde seis goles hasta las expulsiones de ambos directores técnicos por cruzar golpes en el entretiempo, en el marco de la 17ma. fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

Con este empate, los dirigidos por Sebastián Beccacece llegaron a los 25 puntos, mientras que los pupilos de Iván Delfino se alejaron momentáneamente del fondo de la tabla al conseguir 16 unidades.

Para el principio del cotejo Delfino propuso un 4-4-2 para luchar el medio, mientras que Beccacece propuso un doble cinco con Loaiza y Gutiérrez y, parados delante de ellos, Pizzini, Bou y Rotondi detrás de un adelantado Merentiel.

A los 8 minutos le anularon un gol al uruguayo Junior Arias por un claro offside, y a los 9 Gudiño metió un desborde y luego disparó, obligando a la tapada de Unsain. Un minuto después Defensa armó un buen ataque que concluyó con un cómodo centro de Bou para Merentiel, que cabeceó obligando a Ibáñez a una buena tapada.

A los 18 minutos Defensa metió un contrataque letal con Gudiño y Pardo, que fue volteado dentro del área por el colombiano Loaiza. El remate corrió por cuenta del arquero Matías Ibáñez que definió con calma y convirtió el primer gol de su carrera, mientras Unsain buscaba otro palo.

Cuando parecía que el entramado planeado por Delfino neutralizó inteligentemente el planteo de Beccacece, Defensa hizo rápido un tiro libre, recibió Rotondi, que tiró un centro pasado al segundo palo para la entrada libre de Pizzini, que la puso en el palo derecho de Ibáñez.

Cuatro minutos después Soto se equivocó en un pase para atrás, Junior Arias la tomó, metió una gambeta y luego fusiló a Unsain para convertir el segundo para los paranaenses. Ese gol ejemplificaba el esquema de Delfino, que era el de recuperar rápido para que "Tito" Canteros habilitará a los dos uruguayos que tiene como delanteros.

En los últimos minutos del primer tiempo Tripicchio capitalizó un centro desde la mitad del campo al entrar solo y definió a un palo de Ibáñez, logrando el empate.

Embed

Inmediatamente y cuando se dirigían a los vestuarios, en la escalera del túnel, Delfino tomó del cuello a Beccacece y ambos cruzaron golpes, lo que motivó la intervención del árbitro y sus colaboradores, además de personal de seguridad, para que el incidente no diera paso a una batalla campal entre ambos planteles.

Según las imágenes de la televisación, Beccacece gritó el gol desmedidamente y con gestos que parecieron apuntar al banco de Patronato. Delfino se sintió provocado y como el árbitro pitó el final del primer tiempo, corrió hacia la boca del túnel, tomó del cuello a su colega, y así se salió todo de control, porque cruzaron algunos golpes, según contaron los testigos.

Al volver al campo de juego en el segundo tiempo, el árbitro Falcón Pérez informó que ambos técnicos habían sido expulsados y el ánimo parecía calmo porque los jugadores de los dos conjuntos se reían del papelón protagonizado por sus entrenadores.

El segundo tiempo comenzó friccionado, pero con el correr de los minutos la madeja comenzó a desenredarse y esa actitud se coronó a los 64 cuando Colombo le metió un pase muy largo a Rotondi que cuerpeó a Geminiani, avanzó un par de metros y lo fusiló a Ibáñez marcando el tercero para los de Florencio Varela.

Defensa impuso su ritmo, manejando los tiempos y así a los 35 minutos, Pizzini y Bou armaron una pared que concluyó con el ex Independiente pateando esquinado y la pelota se fue a pocos centímetros del palo derecho de Ibáñez.

Un minuto después Gudiño la peleó y la robó en la puerta del área y le pegó de emboquillada, la pelota pegó en el travesaño y así se salvó Defensa y Justicia. Ese ataque marcó que el partido se convirtiera en un constante intercambio de ataques.

Patronato iba desordenado por el empate, mientras que Defensa no pudo aumentar porque no tuvo en una gran noche a Bou y a Merentiel.

El cierre emocionante del encuentro llegó en el primer minuto de descuento del segundo tiempo, cuando Matías Palavecino le pegó a un tiro libre con muy buena comba por afuera de la barrera y la pelota ingresó abajo del primer palo de Unsain y así Patronato consiguió su tercer gol y consiguió un poco de justicia.

Dejá tu comentario