Que vuelva en julio

Deportes

Todos la admiraban con deseo, soñando que el 11 de julio de este año Javier Mascherano la levante casi hasta tocar el cielo para festejar el tercer título mundial de la historia de Argentina. La Copa de Mundo visitó nuestro país en el marco de la FIFA World Cup Trophy Tour organizado por Coca Cola, y varios campeones del mundo dijeron presente para estar junto al trofeo que alguna vez supieron conquistar y analizar la actualidad del equipo que dirige Diego Armando Maradona.

A la cita dijeron presente los campeones del mundo Sergio "Checho" Batista, Mario Kempes, Leopoldo Jacinto Luque, Julio Jorge Olarticoechea, Ricardo Bochini, Carlos "Chino" Tapia y Oscar Garré. Todos ellos se subieron al escenario y se fotografiaron junto al trofeo, recibiendo el cariño y el respeto del público presente y de la organización que muchas veces exigieron. En sus ojos se notaba la experiencia y las historias vividas alrededor de los mundiales, y se podía notar en el ambiente que había historia flotando en el aire.

Antes de que comience el evento, el manager general de la Selección, Carlos Salvador Bilardo, se hizo presente para observar el trofeo y para saludar a los ex jugadores que estaban siendo homenajeados por la organización. A su salida, el entrenador campeón del mundo en 1986 se detuvo unos minutos para defender a Maradona con respecto a los partidos disputados con los jugadores del medio local: "Si sacás tres jugadores sos un fenómeno. Después tenés los que están afuera". Agregó que este es un momento difícil, pero que Argentina está entre las candidatas, comparando ésta situación a la vivida por él en el 86: "Nos fueron a despedir ocho personas a Ezeiza. Y dos eran de Aerolíneas... Cuando subí la escalera me insultaron, no quise bajar y nos fuimos. Cuando vinimos había un millón y medio. Siempre la Selección es polémica. Si ganás, llenás Plaza de Mayo. Si perdés, siguen los palos. Pero la gente sabe que lo importante es el Mundial".

Otro que habló fue el campeón del mundo en el 78' Leopoldo Jacinto Luque, quien afirmó que esta es una etapa de trabajo, pero que Maradona ya debe tener a todos los nombres en la cabeza y que está capacitado para hacer un gran Mundial. Agregó que no hay que pedirle a Lionel Messi que gane el Mundial sólo ya que la Selección podrá hacer un gran Mundial si se forma un buen equipo a sus espaldas, a lo que se le sumará el desequilibrio que puede aportar la estrella de Barcelona en el ataque. Finalmente, realizó un mea culpa y admitió que criticó mucho a esta etapa del equipo, auque aclaró que siempre fue de una manera constructiva porque le duelen que las cosas no salgan y que tiene mucha confianza en este plantel para realizar una buena tarea en el Mundial.

Ricardo Bochini, campeón en el 86', se mostró en la misma sintonía que los presentes y dijo que Argentina en material "está entre las 5 mejores del mundo", aunque no es favorita. Agregó que un país estará detrás de este equipo y que "la alegría que le pueden dar a la gente no se puede decir con palabras".

Una mañana la mística volvió a Ezeiza para ilusionar a todos los argentinos. Gratas imágenes retornaron a nuestra memoria haciéndonos soñar con los colores celeste y blanco flameándose en los más alto del cielo y un pueblo unido festejado un nuevo título del mundo.

Dejá tu comentario