Racing ganó y clasificó a los octavos de final

Deportes

Un agónico tanto del marcador central Alejandro Donatti de media distancia cuando el murmullo empezaba a rondar el Cilindro de Avellaneda le dio la victoria y la clasificación a Racing, que superó 1-0 a la Universidad de Chile y aseguró su pasaje a los Octavos de Final de la Copa Libertadores.

El "Flaco" apareció sorpresivamente en posición ofensiva a los 35 minutos del segundo tiempo, recibió de Ricardo Centurión y sacó un derechazo tremendo que se clavó en la ratonera del arquero visitante Fernando de Paul, que había respondido de buena manera hasta ese momento.

La "U" de Chile sufrió después la expulsión Lorenzo Reyes por una dura agresión a Ricardo Centurión, en un momento que la cancha era un hervidero.

Racing, de esta forma, aseguró su pasaje a los Octavos de Final por el Grupo 5, del que quedó líder con 11 puntos, por lo que con un empate en Brasil ante Cruzeiro la última fecha, le alcanzará para ser ganador de su zona.

El planteo de ambos estuvo bien claro desde el principio, con Racing asumiendo el protagonismo que le dejaba la "U" de Chile, agazapado en su campo para salir de contra y dispuesto a llevarse al menos un empate para mantener sus chances de avanzar a Octavos de Final hasta la última fecha.

Pero en ese contexto, Racing no tuvo la circulación que había mostrado en sus anteriores presentaciones, como si la presión por ganar y clasificar se hubiese apoderado de sus jugadores.

Sobre todo se notó en Diego González y Neri Cardozo, dos de los termómetros de la "Academia", encargados de generar el juego asociado en el mediocampo.

Recién a los 30 minutos tuvo la primera jugada de peligro el conjunto argentino, con un tiro de Lautaro Martínez que mandó la pelota al córner el arquero Fernando De Paul.

Los rapiditos de los chilenos, que venían de sufrir un duro 0-7 como visitante de Cruzeiro en Brasil, complicaron a la defensa racinguista desde la habilidad de Ángelo Araos, más Isaac Díaz y Nicolás Guerra.

Para el complemento, Eduardo Coudet modificó los planes, mandó a la cancha a Augusto Solari y Matías Zaracho por los flojos Diego González y Nery Domínguez, e intentó tener un poco más de profundidad.

Centurión intentó asumir más protagonismo para conectar con Lisandro López y Martínez, bien contenidos por una defensa "universitaria" que con el correr de los minutos seguía tomando confianza.



Fue "Ricky" el que exigió con un fuerte remate desde dentro del área a De Paul, que rechazó al córner en una de sus mejores intervenciones del encuentro. Zaracho también probó, pero le faltó dirección.

La gente empezaba a impacientarse en las tribunas, más allá de que siempre apoyó y empujó a su equipo para que vaya a buscar la victoria y la clasificación.

Y cuando el panorama era sombrío y parecía que tenía que ir a buscar un resultado positivo a Brasil contra Cruzeiro, el remate de Donatti desató la euforia y le dio tranquilidad a todo el pueblo académico.

Dejá tu comentario