1 de noviembre 2008 - 00:00

River sigue en crisis

El conjunto Millonario vive su peor racha de partidos seguidos de su historia
El conjunto "Millonario" vive su peor racha de partidos seguidos de su historia
Lanús no tuvo piedad de River, que llegó al hecho inédito en su historia de estar once partidos seguidos sin ganar, al vencerlo ayer 2 a 0, en un encuentro correspondiente a la decimotercera fecha del torneo Apertura.

Los goles del conjunto dirigido por Luis Zubeldía los convirtieron Diego Lagos, a los 5 minutos de la etapa inicial, y amplió la ventaja Maximiliano Velázquez, a los 8 del complemento.

River llegó a la cancha de Lanús, donde perdió ante el equipo local con un correcto arbitraje de Gustavo Bassi, con una alineación alternativa, que no pudo evitar que el equipo de Núñez abandone el último lugar de la tabla de posiciones.

Ninguno de los dos equipos se había acomodado en la cancha cuando Lanús se puso en ventaja, evidenciando que al mal momento "millonario" no le falta nada, porque Mateo Musacchio entregó mal una pelota en defensa y la jugada culminó con un enganche de Lagos desde la derecha para su pierna izquierda y el delantero definió bajo, al palo izquierdo del arquero Daniel Vega, para establecer el 1 a 0.

El golpe fue muy grande para River. Encima, el local tuvo la oportunidad de ampliar la ventaja en el marcador a los 17 minutos, pero Vega tuvo una gran reacción sobre la línea ante el cabezazo del goleador José Sand (los jugadores de Lanús reclamaron que la pelota ingresó).

River tuvo sus chances, primero con Martín Galmarini, quien se perdió el empate con el arco a su disposición y después a través de Rodrigo Archubi, con un disparo desde fuera del área que no prosperó.

La etapa inicial finalizó con la sensación de que la ventaja era demasiado premio para Lanús, pero el mal momento de River pesó mucho para inclinar la balanza a favor del "Granate".

El segundo tiempo fue deslucido, con pocas emociones en los dos arcos. Pero Lanús volvió a madrugar ante un rival dormido y deprimido, en esta oportunidad por un remate certero del lateral izquierdo Maximiliano Velázquez. El 2-0 fue demasiado para este perdido River.

En el conjunto millonario ingresaron Andrés Ríos -tuvo su chance que desperdició a las manos de Bossio y Mauro Rosales, quien le aportó más vértigo, pero su desequilibrio no alcanzó.

Cuando la historia del partido ya estaba sentenciada el técnico de Lanús comenzó a darle minutos a jugadores de buen pie, como Diego Valeri, quien ya está recuperado de su lesión, y en sus encuentros con Sebastián Blanco, la figura de la cancha, el local pudo ampliar el resultado.

Así se fue el partido, con la gente de Lanús cantando porque sueña con salir campeón, mientras que los hinchas de River se fueron penando ante un equipo sin respuestas.

Dejá tu comentario

Te puede interesar