River superó a Huracán y respira aliviado de cara al Superclásico

Deportes

Un River práctico y más sólido que de costumbre, superó con justicia por 2 a 0 a un sombrío Huracán, en el estadio Monumental, en el marco de la novena fecha del torneo Clausura de fútbol.

Ezequiel Filipetto, en contra de su valla, al minuto de juego, y Gustavo Canales, a los 30 minutos del complemento, marcaron los goles del elenco de Nuñez.

El equipo de Leonardo Astrada metió un gol de entrada, y a partir de allí se dedicó a defender la ventaja en la primera parte, mientras que Huracán -con muchas limitaciones- hizo algunos méritos para igualar en esa etapa.

El complemento fue muy diferente, Huracán cayó en una alarmante impericia, River descubrió las fallas del rival y generó situaciones para justificar la victoria final.

River sorprendió a su rival en la primera jugada, luego de un desborde por la derecha del paraguayo Rodrigo Rojas, un centro atrás que se le escapó a Gastón Monzón y que fue metido en su propia valla por Filipetto, tras disputar el balón con Funes Mori.

El equipo de Parque Patricios reaccionó rápidamente y estuvo cerca con sendos remates de media distancia de Patricio Toranzo y Adrián Peralta, que se fueron apenas desviados.

El partido tenía buen ritmo, con ambos conjuntos intentando desplegar su juego, aunque siempre dentro de las limitaciones que arrastran hace un tiempo.

Gustavo Canales pudo ampliar la ventaja del local, pero su remate rebotó en Paolo Goltz y el segundo, tras tomar el rebote, salió muy lejos.

De a poco, Huracán comenzó a tener un neto predominio territorial, pero la escasez de atacantes obligaba a utilizar como recursos el remate desde afuera del áerea o los centros.

Con esas armas, el "Globo" hizo méritos como para igualar, pero Vega tapó dos disparos difíciles -del "Kily" Peralta y Toranzo- y el árbitro Javier Collado le anuló un gol a Gastón Esmerado, quien remató en posición adelantada.

Pese a ser dominado por Huracán, River también seguía insinuando con la movilidad de sus atacantes, y Funes Mori tuvo su chance a los 35 minutos, pero su remate fue tapado por Monzón con las piernas.

Huracán intentó seguir presionando en el inicio del complemento, forzando al local a cometer muchas faltas cerca de su área.

Sin embargo, el peso ofensivo de Huracán era casi nulo y todo se limitaba a la pegada de Toranzo en los tiros libres. En tanto, River empezó a tomar nota del espacio que dejaba la visita en el fondo y comenzó a contragolpear con mucho peligro.

Sobre los 16 minutos, Rojas aprovechó una mala salida de la defensa, llegó al fondo y sacó un centro atrás que por milagro no fue gol de Paulo Ferrari.

Cinco minutos más tarde, Marcelo Gallardo habilitó con categoría a Funes Mori, este cedió a Canales -que estaba solo- pero íncreiblemente falló el remate y erró el tanto.

La tercera fue la vencida, y River logró liquidar el partido sobre la media hora: Juan Manuel Díaz desbordó por la banda izquierda, lanzó un centro al punto del penal y Canales la mandó dentro del arco con un cabezazo.

Dejá tu comentario