Rory McIlroy aguanta la embestida de Tiger Woods

Deportes

El norirlandés Rory McILroy presentó una tarjeta de 69 golpes y quedó solo en el primer lugar del Masters de Augusta luego de concluir la segunda vuelta.

McIlroy, tercero en los últimos dos Grand Slam de 2010 (Brisitsh Open y PGA Championship) irá el fin de semana por su primer Major y por terminar con doce años sin triunfos para un golfista europeo en Augusta National. Con un acumulado de 134 golpes ha logrado sacar dos de diferencia respecto a su más inmediato perseguidor.
Sin embargo, la figura de la jornada fue el número siete del mundo, Tiger Woods, quien con una espectacular vuelta de 66 golpes quedó igualando el tercer lugar con el coreano K.J Choi (70). Ambos totalizan 137 golpes y están a tres de la punta. La embestida de Tiger se produjo recién en la vuelta. Hasta el hoyo 8, su ronda con altibajos combinaba birdies y bogeys, hasta que de repente el ex número uno del mundo bajó el 9 y el 10 para continuar con birdies en el 13, 14 y 15, cerrando con un extraordinario tres en el Par 4 del 18
El australiano Jason Day hizo la mejor ronda del campeonato con 64 golpes, y quedó a uno del récord histórico de la cancha que está en poder de Nick Price y Greg Norman con 63 golpes. Day totaliza 136 golpes y es un serio aspirante a impedir que McIlroy se vista la Chaqueta Verde.

El argentino Ángel Cabrera se posicionó como el mejor latinoamericano y, con una ronda de 70 golpes, suma 141 para igualar la decimoctava posición. "Estoy conforme por como pegué, pero creo que pude haber hecho un score más bajo. Todavía falta mucho y, para mí, el torneo arranca recién mañana (por el sábado)" expresó el campeón del Masters 2009, que quedó a 7 golpes de la punta.

Los greens estuvieron bastante receptivos, lo que permitió que los buenos scores siguieran apareciendo. El colombiano Camilo Villegas, sin embargo, no pudo aprovechar la ocasión y, una abultada ronda de 75, lo dejó en el puesto cuadragésimo tercero; al tiempo que el otro latinoamericano en tomar parte de este Masters, el venezolano Jhonattan Vegas, no pudo repetir el comienzo parejo de la primera jornada y, con una ronda de 76, se despidió rápido del torneo: "Vine a Augusta a aprender. Sabía que sería difícil y la intensión era pasar el corte.
Lamentablemente no se pudo dar, pero ya habrá otra oportunidad"
expresó el venezolano tras fallar el corte clasificatorio. Otro que deja el Masters como Vegas es el número uno del mundo Martin Kaymer (72) que totalizó 148 para las dos rondas. Lejos de poder emular a su compatriota Bernhard Langer, ganador en Augusta dos veces, Kaymer falló su cuarto corte consecutivo en el Masters y pone en riesgo su liderazgo mundial este fin de semana.

El inglés Lee Westwood, número dos del ránking mundial, jugó con Kaymer los dos primeros días y es uno de los serios aspirantes a destronarlo. Tras emplear 67 golpes para la segunda vuelta, Westwood ocupa el séptimo lugar con 139 golpes, a cinco del líder.

Phil Mickelson, número 3 del mundo, empleó 72 impactos para retroceder al vigésimo puesto del torneo.

El español Álvaro Quirós, quien igualaba la punta al cabo de la primera ronda, hizo 73 golpes y retrocedió al quinto lugar junto al australiano Geoff Ogilvy (69) con 138 golpes. "El Niño" Sergio García se mantiene expectante en el duodécimo lugar, tras firmar 71 golpes y totalizar 140 para las dos rondas. Miguel Ángel Jiménez (73) ocupa el trigésimo séptimo lugar mientras que José María Olazábal (77) falló el corte clasificatorio.

El corte clasificatorio fue de 145 golpes (uno sobre par) y entraron a las últimas dos vueltas 49 de los 99 profesionales que conformaron el field inicial del certamen. Entre los notables que se quedaron afuera, además de Martín Kaymer, número uno del mundo, figura Greame McDowell, campeón actual del US Open.

El Masters de Augusta empieza a perfilar candidatos. Las caras nuevas del golf se entremezclan con la generación dominante que no quiere seguir cediendo espacio. Tiger ya dio demasiadas ventajas. El tigre herido va en busca de un nuevo Major, de la marca de Nicklaus, y de volver a recuperar el lugar que solo a él le pertenece mientras siga jugando : el número uno.

Dejá tu comentario