14 de noviembre 2008 - 00:00

Un regreso anticipado que trae tranquilidad

Juan Martíndel Potroquedóeliminadodel Mastersy, por lotanto,llegará eldomingo aMar delPlata paraunirse alequipo deCopa Davisque el fin desemanapróximojugará anteEspaña.
Juan Martín del Potro quedó eliminado del Masters y, por lo tanto, llegará el domingo a Mar del Plata para unirse al equipo de Copa Davis que el fin de semana próximo jugará ante España.
Seguramente, la sensación de Juan Martín del Potro será ambigua. Seguramente estará decepcionado por haber quedado eliminado del Masters de Shanghai al caer por 6-3 y 6-2 ante el ruso Nikolai Davidenko en los cuartos de final del último certamen del año. Sin embargo, por otro lado, estará tranquilo, porque se podrá unir con anterioridad al equipo de Copa Davis que ya está entrenando en Mar del Plata con vistas al partido del fin de semana próximo ante España.

La noticia de la derrota de Del Potro, a pesar de que nadie se la deseaba, resultó una de las mejores del día para el equipo argentino de Davis, ya que, de haber avanzado a las semifinales, el tandilense recién hubiera llegado el martes a la mañana a Mar del Plata; en cambio, con su despedida en cuartos del Masters, podrá unirse con Alberto Mancini, David Nalbandian, Agustín Calleri y José Acasuso el domingo por la noche.

Esa tranquilidad por el regreso adelantado se justifica aún más si se toman en cuenta las palabras de Del Potro tras la derrota ante el ruso: «Estoy terminando con muy pocas energías».

«Davidenko jugó muy bien, yo estaba muy lento. El es el número cinco del mundo», recordó. «Ahora voy a Argentina. Tengo buenas cosas que jugar aún la próxima semana», agregó sobre el desafío de la Copa Davis.

Del Potro, de 20 años y octavo del ranking mundial, notó que físicamente no está a pleno tras una exigente temporada en la que ha explotadoen el mundo del tenis. «Últimamente estoy terminando con muy pocas energías; el partido de hoy (por ayer) me esperaba ya con las guardias bajas y se notaba que hacía mucho desgaste para cada punto y él estaba nuevo prácticamente», explicó. «Me ganó bárbaro, jugó muchísimo mejor, lo tiene merecido», admitió. « Cuando estoy cansado, lo acuso en mi servicio y en la derecha. Me cuesta más moverme para el lado del revés. Y Davydenko fue hoy una maquinita que me lo devolvió todo, erró poco», apuntó el argentino.

«Esa es la desventaja de venir en estas condiciones a este torneo, pero me voy contento porque gané un partido, que no es poca cosa. Sé lo que hice bien y lo que hice mal, fue una linda experiencia que me va a servir», dijo al hacer balance del evento que cierra el año con los mejores ocho jugadores de la temporada.

Davydenko, que ganó al argentino en 1 hora y 26 minutos, terminó en segunda posición del Grupo Oro, detrás del serbio Novak Djokovic, que perdió ayer en su último partido con el francés Jo Wilfred Tsonga, por 1-6, 7-5, 6-1.

El ruso se enfrentará mañana en semifinales con el vencedor del partido de hoy entre el británico Andy Murray y el suizo Roger Federer.

En el Grupo Rojo, Murray ya está clasificado, aunque no se sabe si como primero o como segundo. El último billete de semifinales será para Federer o el francés Gilles Simon.

Dejá tu comentario

Te puede interesar