Abandona gobierno a Chávez y vuelve al mercado con bono de u$s 500 millones

Economía

Tras varios meses de pedir financiamiento a Hugo Chávez, el equipo económico decidió volver a emitir un título de deuda en los mercados. El presidente de Venezuela, que compraba BODEN al gobierno, dejará así su rol de prestamista de última instancia en operaciones que incluso estaban denunciadas de corrupción (era por las ventas dirigidas de los papeles argentinos que luego se hacían en ese país). Por ello, lo bueno de la decisión adoptada ayer. El contexto internacional juega a favor de esta emisión de u$s 500 millones en BONAR V, tal como se llamará el nuevo título en dólares. Hasta ahora, el gobierno evitaba rendir examen en mercados temiendo pagar una tasa alta. Esta será menor que 8% anual en dólares. Muy cómoda es la situación que tiene el equipo económico por delante en cuanto a necesidades financieras. Con u$s 1.100 millones más que los BONAR V, puede cerrar las cuentas de 2006.

La Secretaría de Finanzas anunció ayer que emitirá un nuevo bono por u$s 500 millones, que se destinará a cubrir las necesidades de financiamiento de 2006. El BONAR V (Bono de la Nación Argentina en dólares) se emitirá a un plazo de cinco años, y su rendimiento se ubicaría levemente por debajo de 8% anual en dólares.

Ayer se conoció una resolución conjunta de Finanzas y la Secretaría de Hacienda por la cual se autoriza la emisión de estos nuevos títulos por un total de u$s 1.500 millones en el mercado local. El primer tramo, por un tercio, será colocado mañana, y la liquidación del título ocurrirá el próximo martes (28 de marzo), fecha en la que ingresarán los fondos a la Tesorería. Tal como adelantó ayer Ambito Financiero, era inminente la decisión del secretario de Finanzas, Alfredo Mac Laughlin, de emitir un nuevo título en el mercado. Pese a que viajó al exterior hace un par de semanas para sondear la posibilidad de realizar una emisión internacional, optó por continuar aprovechando la liquidez en el mercado local. Por otra parte, existían dudas respecto de la actitud que podían tomar los fondos buitre si el gobierno colocaba un título con legislación neoyorquina.

La emisión se efectúa por un plazo relativamente corto, considerando que los países latinoamericanos están avanzando con emisiones en dólares que van de los 20 a los 40 años. Pero en esta ocasión se privilegió la posibilidad de conseguir una tasa baja en dólares, lo cual sería factible por el plazo relativamente corto de la emisión. La intención del gobierno es que el rendimiento no se aleje mucho de 8% anual en moneda extranjera.

• Plazo corto

Mac Laughlin prefirió no reabrir alguna emisión existente de BODEN (como la 2015) y salir con una nueva serie de títulos, que serían algo así como un sello distintivo de la nueva gestión que reemplaza a la de Roberto Lavagna y Guillermo Nielsen.

Estas son las principales características del BONAR V.

Se emitirá el 28 de marzo de 2006 y vencerá el mismo día, pero de 2011, con lo cual tendrá un plazo de cinco años.

Será emitido en dólares estadounidenses.

Amortizará todo el capital al final, pero pagará intereses semestralmente (lo que en el mercado se conoce como un título «bullet»).

• El cupón de intereses será fijo a 7% anual en dólares, con lo cual pagará 3,50% del valor nominal cada seis meses.

• Se solicitará la cotización en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y en bolsas y mercados de valores del país.

Los bonos serán colocados a través de una licitación públicaque constará de dos tramos:competitivo (en el cual los participantes podrán estipular cuál es el nivel de tasa deseado) y no competitivo.


Por duración, el título de referencia para el BONAR V sería el BODEN 2012, cuya diferencia central es que amortiza periódicamente el capital. Este título rinde en el mercado alrededor de 7,50% anual, y se estima que el nuevo bono estaría unos 50 puntos básicos (0,50% anual) por encima del BODEN. Esto se debe a que el BONAR V tiene una duración levemente superior y que al menos en el inicio será algo más ilíquido.


El secretario de Política Económica, Oscar Tangelson, dijo que la nueva serie de bonos permitirá al país «regularizar» su situación financiera. «Hay además -agregó- propuestas de instituciones financieras europeas tendientes al financiamiento del gobierno nacional.»

Según el funcionario,
«se está abriendo un proceso importante de financiamiento y recolocación de la Argentina en este campo a la luz de un desempeño económico en el que a todo el mundo le parece interesante participar», expresó al término de la rueda de prensa que ofreció junto con autoridades del Banco Centroamericano de Integración Económica.

Las necesidades financieras de la Argentina son reducidas durante 2006. Según la estimación de
MVA Macroeconomía, en los próximos nueve meses el país precisará «unos u$s 1.650 millones, pero el agujero recién se produce en agosto». Ese mes el gobierno debe hacer frente a un vencimiento de capital de BODEN 2012 por más de u$s 1.100 millones. Esto significa que el Palacio de Hacienda decidió salir a prefinanciar sus obligaciones, aprovechando el excelente clima que existe para activos de mercados emergentes y las bajas tasas de interés en los bonos a 10 años del Tesoro estadounidense.

Venezuela, México y Colombia, entre otros, ya tienen prácticamente cubiertas las necesidades financieras de 2006 y parcialmente las de 2007. De esta manera, buscan evitar que algún cambio de humor en los mercados les reste acceso a fondeo. La diferencia es que en todos estos casos tienen acceso al fondeo internacional, mientras que por ahora la Argentina depende de colocaciones locales y de las compras que realice Venezuela.

Dejá tu comentario