Estiman que acciones pueden subir si se llega a un acuerdo

Economía

El valor de mercado de las empresas argentinas se viene recuperando luego del sell off de marzo, al calor de los avances en las negociaciones. La economía real, sin embargo, podría ser un límite a la recuperación.

La reestructuración de deuda ingresa en etapa de definiciones y los analistas le asignan un importante rol a su resultado a la hora estimar lo que puede pasar con activos financieros. Tan es así que, a partir de los avances en las negociaciones entre Gobierno y acreedores, el Merval medido en pesos viene teniendo un importante repunte y el promedio general está cerca de igualar las cotizaciones de cierre del año pasado. Hoy el índice del panel principal está sólo 1,7% por debajo de lo que se podía observar al 31 de diciembre, lo que indica una fuerte recuperación tras el sell off de marzo.

“Vemos un upside del orden del 20% en pesos para acciones del Merval en caso de solucionarse el tema deuda”, indicó el jefe de Research de ICB Argentina, Leandro Ziccarelli. Sin embargo, el economista aclaró que el factor que puede llegar a afectar esta previsión es la pata económica: “El upside se puede ver limitado por malos datos de la economía real”.

Más allá de esto último, el Merval se viene haciendo eco de los rumores de acuerdo y, en parte por ello, se puede observar que en mayo todas las acciones del panel líder medido en pesos hayan tenido avances. En el sector financiero hay casos contundentes: Grupo Financiero Valores SA (+60,2% en mayo), Banco Supervielle (52,8%), Banco Francés (39,7%), Grupo Galicia (34,8%) y Banco Macro (29,2%). No obstante, tanto Galicia como Macro tienen caídas superiores al 10% en la síntesis de 2020. Y si se observa en el panel de ADR, los cuatro bancos llevan una baja de entre el 33,2% y el 42,2% en lo que va del año.

A lo largo de 2020, la acción más castigada del mercado local es la de YPF, que cayó 33,3% aquí y su ADR retrocedió un 57,4% en New York (gran parte se debe al derrumbe del petróleo). Sin embargo, mayo trajo alivio para la petrolera: rebotó un 31,9% en el Merval y un 28,4% en la plaza norteamericana. También en el sector energético, Edenor viene teniendo un recorrido similar. Cayó 16% en el Merval en lo que va de 2020, pero en mayo lleva un repunte del 20,6%. En tanto, en este mes, Central Puerto rebotó 32,8% en el mercado local y Pampa Energía 17%.

Al mirar en general el panel principal del Merval encontramos que de las 19 empresas cotizantes, 8 retrocedieron respecto del año anterior y 11 han tenido avances (el más claro es el de Cablevisión, que subió 35,7%). Además, la mayoría de los ADR argentinos ha tenido un mayo positivo, aunque el único que salva la ropa en el resumen del año es Mercado Libre (+45,9%).

En cuanto al impacto que puede tener en los próximos días la reestructuración de la deuda en el resto de los activos, el economista jefe de Grupo SBS, Adrián Yarde Buller, consignó: “El cambio de enfoque del Gobierno fue positivo y los mercados celebraron. Hay que confirmar estos avances con una oferta que se acerque a lo que pretenden los fondos, buscando encontrarse a mitad de camino. Si sucede, vemos espacio para que las paridades de los bonos mejoren y haya un efecto contagio al resto de los activos financieros”.

En tanto, el socio fundador de Gardel Trading, Cristian Gardel, destacó que es importante que una noticia negativa como un default técnico no haya tenido correlato en los activos financieros. Al respecto, indicó: “La respuesta viene siendo positiva porque el Gobierno decidió entablar un proceso de negociación”.

En cuanto a las posibilidad de que haya zozobra a partir del ingreso en default del viernes 22, el director de EcoGo, Federico Furiase, expresó: “No se puede descartar volatilidad y caídas en acciones, pero la señal contundente de que continúa abierto el canal de negociación puede poner límite a la corrección”.

Asimismo, el analista de Rava Bursátil, Joaquín Candía, añadió: “Si el Gobierno actúa de manera consistente con sus declaraciones oficiales, logrará mantener las expectativas en parámetros reales, evitando sobrerreacciones del mercado, tanto positivas como negativas”.

Quien no mostró tanto optimismo respecto de la onda expansiva de un acuerdo en materia de deuda fue Diego Ferro, economista argentino en New York que preside M2M Capital: “Arreglar el tema es mejor que no hacerlo, pero siempre que sea en un contexto en que haya un plan para que la economía crezca. Y hoy no lo veo. Puede haber un rebote técnico, pero no veo que haya algo que cambie las expectativas ni genere incentivos para invertir”.

Comparación regional

Al observar las cotizaciones locales comparadas con la región, Ziccarelli confió en que aún hay margen para mejorar. “Los bancos argentinos se están operando en price earnings (precios/ganancias) de 2 aproximadamente, cuando los bancos brasileños están en ratios de 8. Considerando la situación de la pandemia en Brasil, eso marcaría que esa relación de casi 4/1 tendría que corregirse tanto por mejora de los ratios de Argentina como por reducción de los ratios de Brasil. No es que tengan que converger, pero sí aproximarse un poco más”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario