ADR argentinos escalaron aún más y acumulan hasta 78% en el mes

Economía

El avance en vacunas y el inminente nombramiento de Janet Yellen en el Tesoro de EE.UU. animaron a Wall Street, que validó subas interesantes. También hubo incrementos para acciones argentinas.

En una jornada sin movimientos en el mercado local, a raíz del feriado por el Día de la Soberanía, los accionistas volvieron a darles el visto bueno a las compañías argentinas que cotizan en Wall Street: prácticamente todos los ADR mostraron subas, en una rueda donde el optimismo marcó el pulso, debido a anuncios positivos sobre la vacuna contra el coronavirus y el inminente nombramiento de Janet Yellen en el Tesoro de los Estados Unidos.

El alza de los ADR lo lideró Corporación América (avanzó 7% y lleva un incremento de 78,5% en el mes) y ADR Pampa Energía SA (+4,7 durante la jornada). La principal petrolera argentina, YPF, estuvo muy cerca de colarse entre los primeros puestos, con una mejora de 4,5% en la rueda.

El sector financiero mostró altibajos: Banco Galicia subió 2,8%, Macro 1,1%, Banco Francés estuvo neutro y Supervielle cayó 1%.

Las otras dos acciones argentinas que cayeron durante la jornada fueron Irsa (-3,2%) y Edenor (-2,4%). De hecho, Edenor, es la única firma argentina en New York que viene mostrando un noviembre en terreno negativo (-2,7%).

Como se mencionó, la suba de las compañías argentinas no fue un hecho aislado. El Dow Jones avanzó 1,12%, hasta situarse en 29.591,27 puntos, en tanto el Nasdaq ganó 0,2% y llegó a 11.880,63 unidades, mientras que el S&P 500 tuvo un alza de 0,56% que lo situó en 3.577,59 puntos.

Al comienzo de la jornada Wall Street se benefició del anuncio del laboratorio británico AstraZeneca de que su vacuna, desarrollada junto a la Universidad de Oxford, es eficaz en 70% contra el coronavirus y puede llegar incluso al 89% en algunos casos. Además, también fue bien recibido el anticipo en medios de comunicación internacionales de que el presidente estadounidense Joe Biden prevé nombrar como secretaria del Tesoro a Janet Yellen, quien es considerada una amiga de los mercados.

En tanto, el optimismo también hizo mover en terreno positivo a algunos commodities vinculados a la energía: prueba de ello es que el ETF XLE, que pondera compañías petroleras, avanzó 6,2%, dado que se espera que las vacunas permitan incrementar la movilidad y, por ende, el uso de combustibles, en el mediano plazo.

En tanto, el oro, activo de refugio por excelencia, mostró una caída de 1,9%, que lo llevó a cotizar a u$s1.838,10, su valor más bajo desde el 21 de julio. Esto seguramente tenga un correlato negativo para las reservas brutas argentinas, que registran en su contabilidad lingotes del metal precioso.

En lo que respecta al riesgo-país argentino, medido según el índice EMBI del JP Morgan, hubo una mejora de apenas 3 puntos, que cocoloca al spread soberano en 1.375 unidades. Si bien es un nivel que algunos analistas consideran “precio de default”, al menos permite ver una reversión luego de cuatro jornadas consecutivas al alza.

En ese sentido los inversores ponen el foco en señales políticas y económicas, así como en los lineamientos del Fondo Monetario a fin de poder alcanzar un acuerdo en los próximos meses. En ese punto, lo relevante no sólo es cómo se encaminen las conversaciones, sino también cuáles son las condiciones que se van registrando.

“Un programa bajo el Servicio Ampliado del FMI (SAF o EFF por sus siglas en inglés) no sólo despejaría los compromisos financieros, sino que además permitiría confeccionar una ¨hoja de ruta¨ económica que aporte mayor confianza a los agentes, en busca de que se traduzca no sólo en menores tensiones cambiarias sino también en una reducción del riesgo-país”, sostuvo el economista Gustavo Ber.

Dejá tu comentario