29 de abril 2005 - 00:00

Alivio

El fondo buitre Elliot, que consiguió embargar a los bonos argentinos, aseguró ayer que respetará el fallo de la Cámara de Apelaciones. No irá a la Corte de EE.UU., que si aceptaba el caso, hubiera postergado un año más la resolución del embargo. Igual camino seguiría el otro fondo buitre Dart. Esta declaración causó alivio en Economía que anticipa que a lo sumo en 15 días se cerrará el tema. La sensación aquí y en EE.UU. es que habrá sentencia favorable al país por una razón: los bonos embargados son de los que ingresaron en el canje. Si se los entrega a fondos buitre, pierde la Argentina, pero también los bonistas que aceptaron la oferta.

Thomas Griesa
Thomas Griesa
Uno de los dos principales fondos buitre que consiguió embargar los bonos argentinos impidiendo que se cierre el canje, aseguró ayer que «cumplirá con la decisión» que determine la Cámara de Apelaciones de Nueva York. El comunicado fue emitido por NML Securities, manejado por el fondo Elliot, que de esta forma dejó claro que no piensa apelar a la Corte Suprema en caso de que el fallo resulte desfavorable para sus intereses.

El temor del gobierno argentino era que una nueva apelación (en caso de ser concedida por los magistrados de segunda instancia) termine postergando durante varios meses el canje.

«También esperamos que la Argentina cumpla con lo que defina la Justicia»,
agregan. Fuentes del equipo económico admitieron que si el fallo resulta desfavorable, será muy complicado apelarlo, por más que en primera instancia la autodeterminación fuera beneficiosa para la Argentina, a través de la decisión del juez Thomas Griesa.

• Idea

El compromiso de NML de no recurrir a una nueva instancia judicial -si pierde el caso- es clave para la intención argentina de proceder automáticamente con el canje si la definición favorece al país. La idea es de no permitirles a otros acreedores interponer nuevas acciones judiciales que deriven en embargosantes de que la operación se haga efectiva.

Además resta conocer cuál será la actitud de otro de los fondos buitre que se presentó contra la Argentina, el EM Limited, manejado por el millonario Kenneth Dart. En este caso se estima que terminará tomando una actitud similar que NML, considerando que ambos (en este embargo de títulos) se manejaron de manera paralela. Es más, los abogados de esos dos fondos se dividieron el tiempo en la audiencia del miércoles para argumentar en contra de la Argentina
.

En el comunicado, NML también repite la posición central que sostuvo durante la audienciaen la Cámara de Apelaciones. «El embargo sobre los bonos no obstruye la posibilidad de avanzar con el canje. NML cree que la Argentina tiene la obligación de completar la operación, pero es preocupante que no quiera hacerlo.»

La posición que expresó Jonathan Blackman, del estudio de abogados Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton, ante los jueces fue exactamente la contraria
. Según su opinión, es imposible avanzar con el canje si se mantiene el embargo porque los u$s 7.000 millones en bonos no podrían ser rescatados y finalmente anulados, como se indica en el prospecto. El abogado que representa a la Argentina también rechazó la solicitud de que el país pague u$s 1.400 millones para destrabar el canje. «Si hacemos eso vendría una cola de bonistas reclamando u$s 20.000 millones», aseguró en la audiencia.

Dejá tu comentario

Te puede interesar