Alquilar un departamento en CABA vale el doble que hace un año

Economía

Los aumentos de alquileres con respecto a diciembre 2022 fueron de 6,2% en los monoambientes, 2,6% para los de 2 ambientes y 4,3% los de 3 ambientes.

Un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) reveló que a partir de enero los alquileres de los departamentos de 1, 2 y hasta 3 ambientes en la ciudad de Buenos Aires cuestan el doble que hace un año.

Según el último reporte sobre precios de alquileres al 15 de enero pasado, los aumentos con respecto a diciembre 2022 fueron de 6,2% en los monoambientes, 2,6% para los de 2 ambientes y 4,3% los de 3 ambientes.

Embed

En los últimos 12 meses, el precio de oferta de un monoambiente en Capital Federal aumentó 102,9%. En los departamentos de 2 ambientes la suba fue de 105,1% y de 100% en los de 3 ambientes. Este último dato marcó el cruce de un límite: las propiedades de 1 y 2 ambientes ya habían duplicado su precio, ahora se sumaron las de 3.

Esta tendencia inmobiliaria se condice con el último dato de inflación correspondiente al mes de diciembre, que mostró un incremento interanual de 94,8% en los precios según el IPC INDEC.

image.png

“Si bien alquilar puede implicar problemas a la hora de obtener garantías o pagar las comisiones, el costo del alquiler es la primer -y en muchos casos la mayor- barrera de ingreso”, resaltó el informe.

Según CESO, la mediana de los monoambientes ofertados en Capital Federal es de $69.000, Así, el Salario Mínimo Vital y Móvil, que en enero es de $65.427, cubre el 94,8% de un alquiler. Esta relación, que había mejorado a finales de 2021 y estaba alrededor del 104%, ahora bajó casi 10 puntos porcentuales frente al último año.

En tanto, la mediana de las ofertas de departamentos de dos ambientes es de $80.000 y de los de tres ambientes $120.000.

Vale aclarar que en cada categoría los precios varían en función de otras características propias tales como antigüedad, cochera, baulera, patio propio, amenities y de su entorno, como la infraestructura, disponibilidad de transporte y cercanía a centros comerciales, entre otras.

Pero además hay que agregar que los valores expresados anteriormente no incluyen expensas, las cuales alcanzan en promedio el 15,3% del costo del precio de oferta de un alquiler.

En este marco, desde el centro de estudios alertan por la gravedad de la situación. “En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los altos precios impiden a gran parte de la población alquilar siquiera un monoambiente medio, empujándoles hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad”, sostuvieron.

Asimismo, recalcaron que el contexto de aceleración inflacionaria suma incertidumbre a la hora de tener que fijar valores que van a regir durante 12 meses. “Esto, que es un problema de la macroeconomía más allá de las condiciones contractuales, se viene traduciendo en altos valores de entrada que, si bien con los ritmos de inflación actuales se licúan rápidamente, constituyen una barrera significativa para ingresar en un nuevo alquiler”, sentenciaron.

Dejá tu comentario