28 de junio 2005 - 00:00

Anunció Lavagna que 16 de julio inician negociación con el Fondo

Una misión argentina viajará a Washington el próximo 16 de julio para definir las metas del nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Así lo anticipó el ministro Roberto Lavagna ayer. Tuvo fuerte repercusión el informe completo sobre la economía argentina elaborado por el Fondo y difundido ayer por este diario. Es que salió a la luz un tema adicional que estará en las conversaciones: el default de la Argentina con el Banco Europeo de Inversión, organismo con el que aún no se ha terminado de poner la situación en regla. Lo que en el directorio del Fondo consideran más importante es que el equipo económico argentino ocultó esa información. Más allá de esto, las chances de lograr un entendimiento antes de las elecciones de octubre siguen siendo altas.

Roberto Lavagna
Roberto Lavagna
El gobierno reanudará las negociaciones con el Fondo Monetario a mediados de julio, con vistas a lograr un nuevo acuerdo para refinanciar unos u$s 2.300 millones que vencen hasta fin de año, sostuvo ayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

«Cuando el FMI diga que está listo, el gobierno argentino también lo estará para que viaje una misión de técnicos a Washington», anticipó el ministro durante una entrevista televisiva.

Lavagna
aclaró que hay una sugerencia en borrador, por ahora, interna del Fondo, de empezar a hablar con la Argentina sobreun acuerdo a mediados de julio.

Consultado sobre la posibilidad de ser designado canciller, Lavagna en forma irónica contestó que «siempre me quieren sacar» del Ministerio de Economía, aunque consideró que esa posibilidad dependerá de la decisión del presidente Kirchner.

• Puntos salientes

Las principales definiciones de anoche del ministro Lavagna fueron las siguientes:

El Fondo no está listo todavía por razones administrativas, de calendario. El FMI no trabaja exclusivamente para la Argentina y, además, hay una sugerencia interna, un borrador del Fondo, de empezar a hablar con nuestro país sobre un nuevo acuerdo a mediados de julio, concretamente el día 16. Si se puede acortar el plazo (para iniciar las negociaciones), mejor. Ya se acortó, en realidad, porque el borrador hablaba de fines de julio.

Cuando el FMI diga que está listo, el gobierno argentino también lo estará para que viaje una misión de técnicos a Washington.

• Aspiramos a lograr un acuerdo razonable para refinanciardeudas con el organismo financiero.

• El diálogo con el Fondo no es el tema más importante que tiene la Argentina, pero es mejor lograr un acuerdo razonable. Haremos un esfuerzo, la voluntad está, la posibilidad está, pero no nos vamos a atrasar con este tema.

• En los últimos tres años, 70% de nuestra relación con el Fondo se hizo sin acuerdo o con acuerdos precarios.

• La actual situación energética no es tan grave como la del año pasado, pero existen algunos inconvenientes puntuales en la provisión de energía que están afectando principalmente a sectores industriales.

• Se necesitan dos proyectos de centrales térmicas para que en 2006 no haya crisis energética. En 2004 ampliamos dos gasoductos y este año se evitaron problemas de suministro.

• El tema prioritario de la Argentina en la actualidad no es el acuerdo con el Fondo, es la recuperación del poder de compra de los asalariados, algo más complejo que un aumento nominal de los salarios, y fomentar la inversión tanto pública como privada.

• Seguir mejorando la capacidad de compra de la población implica trabajar sobre costos, salarios, precios y productividad, e inversión.

• En la actualidad hay un elevado nivel de inversión, casi 19% del PBI, pero harían falta unos puntos más para consolidar un nivel de crecimiento sostenido. Hubo un récord de inversión en el cuarto trimestre de 2004, con 21% del PBI. Habrá que hacer un esfuerzo, público y privado, para que en 2005 la inversión llegue a 22% y en 2006, a 23% del PBI.

• Italia tuvo dentro de Europa, dentro del G-7, en el Fondo y en el Banco Mundial una actitud de hostigamiento hacia la Argentina. Japón hizo críticas, pero votó a favor; Italia se quedó en el discurso crítico.

Dejá tu comentario

Te puede interesar