28 de junio 2005 - 00:00

Aunque se contrajo no se evitó caída

Aunque se contrajo no se evitó caída
Un arranque semanal, como para abrochar el correr de junio, que no trajo buenas novedades para el mercado. Y aunque se pudo verificar una mayor quietud en las órdenes de oferta, esto resultó insuficiente como para poder persistir en lograr -al menos- una meseta que deje pasar la mala onda. De tal forma, se redondeó un desarrollo de plena debilidad en la absorción de posiciones y dejando una porción de ventas que debió recibirse como impacto en las cotizaciones. De tal variable de ajuste, se terminó con una pérdida en el índice Merval de 1,6% y colocando a la marca en puntos apenas por encima de los 1.421. Esto hace ver nuevamente cercano el peligro por pisos que cedan en demasía, cuando el mercado se encuentra en posición incómoda para agregar carteras tomadoras de alguna envergadura.

• Contracción

De los $ 60 millones de efectivo del viernes, se decayó a no más de $ 42 millones en la víspera: un rebaje de importancia, pero producido en grado sumo por el flanco comprador. Tal es así que en una marca a la que se podía considerar apta para propender a la estabilidad, cuando menos, la plaza no pudo siquiera sostenerse.

Con las principales cediendo terreno, la suerte del Merval quedaba sellada con antelación. En mínimo de 1.420, solamente se pudo rescatar un punto más para el cierre. Y esto ratifica que existe preocupación en el ambiente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar