Autos usados: las ventas subieron un 4,2% interanual en septiembre

Economía

También hubo una mejora de 3% contra agosto, según datos de la cámara del sector.

La venta de autos usados subió 4,2% en septiembre contra el mismo mes del año pasado al alcanzar las 158.941 unidades, según datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA). Con relación a las 154.216 unidades vendidas en agosto, el incremento fue de 3%.

El acumulado de los primeros nueve meses del año llegó a 1.057.320 unidades vendidas, que representan una caída de 18,33% contra el mismo período de 2019, cuando se vendieron 1.294.701 vehículos.

A pesar de que el nivel de ventas se viene recuperando lentamente mes a mes, el presidente de la CCA, Alberto Príncipe, aclaró: “No hay tantas consultas, tanto en los locales como vía online. Ese furor por la compra ha bajado sobre todo en el interior que era el que estaba traccionando”. Príncipe, a la vez, admitió que en la región del AMBA está retomando ritmo en forma gradual. Esto implica un cambio de tendencia, ya que hasta la encuesta de agosto la recuperación estaba basada en la demanda de vehículos en el interior.

El relevamiento realizado a nivel nacional por la Cámara muestra que se está produciendo un amesetamiento en el mercado.

Según la proyección de los comerciantes, las ventas del sector no superarán los 1.400.000 vehículos este año. Esta proyección lo ubica el total un 20% por debajo de los resultados de 2019. Esto se debe a que en marzo, abril y mayo prácticamente los locales estuvieron cerrados y se perdieron de comercializar cerca de 230.000 unidades, promedio mensual para esos tres meses.

“Si las ventas hubieran seguido su ritmo normal el volumen a comercializar durante el año estaría en los mismos números de año pasado: 1.700.000 unidades”, explicó Príncipe.

El directivo advirtió que “todo esto con la problemática que se agudiza a medida que pasan los meses por la falta de stocks en las agencias”.

“Los mismos están en el límite y no hay reposición. La falta de entrega de autos 0 km y particulares que piden lo que no valen los autos, hacen un combo demasiado preocupante para el sector”, advirtió. “Cuando se vende un auto no sabemos a qué precio lo vamos a reponer. El mercado está muy incierto pese al movimiento que está teniendo”,añadió Príncipe.

Dijo que el púbico sigue apuntando a la compra de autos seminuevos, pero a modelos específicos que van desde 2016 en adelante.

Buena parte de la demanda de autos 0 km se volcó hacia los usados con poco kilometraje, ya que existe una demora superior a los dos meses en la entrega de las unidades nuevas.

Las dificultades que enfrentan las terminales para cumplir sus planes de producción debido a la pandemia, se tradujeron en una reducción del stock a niveles mínimos. A esto se suma la fuerte demanda alentada por la brecha entre el dólar blue y el oficial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario