Acuerdo con las automotrices para que le presten dólares al Estado será "voluntario"

Economía

El directorio del Banco Central se reunirá hoy para aprobar el acuerdo con las automotrices que permita destrabar el conflicto generado por la falta de dólares para importar insumos.

El directorio del Banco Central se reunirá hoy para aprobar el acuerdo con las automotrices que permita destrabar el conflicto generado por la falta de dólares para importar insumos.

Todo está encaminado para que, entre hoy y mañana, se conozca la circular que ponga en funcionamiento el mecanismo.

Ante la falta de un acuerdo general que implicara un cumplimiento obligatorio, la novedad es que el sistema que se pondrá en funcionamiento será de uso voluntario para cada empresa.

De esta manera, se pudo destrabar la discusión que se viene manteniendo desde hace varias semanas y que chocaba con las distintas posiciones que tenía cada automotriz ante la complejidad de implementación de una norma excepcional.

Lo que se estaba negociando era un mecanismo que permitiera desviar los dólares que las automotrices demandan, para importar autos terminados, a los autopartistas para que puedan pagar en el exterior a sus proveedores de piezas y materias primas.

El apuro del Central por encontrar una solución se debe a que hace varias semanas que los autopartistas no están importando con normalidad y están trabajando con sus stocks de insumos. De no reanudarse el flujo de compras en el exterior, el abastecimiento a las automotrices está en riesgo.

El origen de este conflicto se centra en que el Banco Central no tiene las reservas suficientes para atender la demanda de dólares que provocan, tanto las automotrices como los autopartistas, para importar 0km e insumos y esto pone en peligro la producción del sector.

Por este motivo, desde las oficinas de Miguel Pesce, plantearon la necesidad de implementar un mecanismo que alivie a las arcas del Central.

La propuesta oficial fue que las automotrices postergaran el pedido de dólares para la importación de autos terminados y que esas divisas fueran destinadas a la mayor importación de insumos que requieren los autopartistas.

En ese contexto, las terminales multinacionales tienen que postergar los pagos de sus importaciones de 0km que realizan a sus casas matrices refinanciando esos compromisos. Así, las empresas le realizaban un “préstamo” al Estado para que esos dólares fueran a las importaciones de los autopartistas.

La forma de implementación de este mecanismo es muy compleja e impidió que se llegara a un acuerdo con anterioridad que conformara a todos. Por este motivo, será de aplicación voluntaria.

Los problemas que se presentaron iban desde la forma de implementar la llegada de los dólares que dejan de demandar las terminales a las autopartistas hasta el monto que se requería diferir.

Si se liberaban las posiciones arancelarias de determinados insumos, este beneficio podría ser utilizado por fabricantes de otros sectores que utilizaran los mismos productos.

Tampoco hay claridad sobre cómo hacer para controlar que los dólares que reciben los autopartistas de una automotriz determinada, encaje con la cantidad de dólares que esta terminal financia con su casa matriz.

El tema del monto de pagos a postergar también generó controversias.

Inicialmente se habló de u$s150 millones. Era el cálculo que había hecho el Banco Central, tomando como referencia un aumento promedio de la producción de 25% para este año, sobre el 2021.

El sector autopartista, el año pasado, importó insumos por u$s600 millones. Una suba del 25% suponía una demanda de unos u$s150 millones adicionales. Pero en esa estimación no se tuvo que los precios internacionales se incrementaron fuerte en dólares, en los últimos meses ni que esos insumos se utilizan pata producir 0km que, a su vez, se exportan por lo que generan divisas propias.

Ante la imposibilidad de acordar todas estas variables de forma sectorial, cada empresa se deberá hacer cargo del mecanismo para liberar los dólares que necesita para importar 0km y que esas divisas lleguen a sus autopartistas para importar insumos.

Dejá tu comentario