Polémica por suba de tasa municipal a los bancos

Economía

Mientras los bancos reciben cuestionamientos por su desempeño en la actual crisis, desde las entidades advierten que la medida afectará a los tomadores de créditos.

La decisión del intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, de aumentar las tasas municipales que pagan las entidades financieras ha provocado no sólo el rechazo de los intermediarios financieros; también ha reavivado el debate sobre rol de los bancos en momentos en que han recibido críticas, tanto de las empresas como de los usuarios, por el desempeño que están teniendo en la crisis desatada por el coronavirus.

“A los bancos y entidades financieras siempre les ha ido muy bien. Ahora les toca colaborar y hacer el mayor esfuerzo”, afirmó Zabaleta en Twitter. En tal sentido, informó que firmó un decreto disponiendo a partir de este mes que bancos y entidades financieras de Hurlingham tengan un aumento del 50% en las tasas.

Juan Zabaleta on Twitter

El intendente fundamentó la medida en la necesidad fondos para hacer políticas sociales, alimentarias y sanitarias. Recordó que el municipio está poniendo en marcha un nuevo hospital modular y es necesario un refuerzo de partidas.

“Esta medida encarece la operatoria, termina perjudicando a los usuarios, atenta contra la inclusión financiera y a larga se empezarán a cerrar sucursales en las jurisdicciones donde resulte prohibitivo operar”, fue la respuesta que dieron desde el sector bancario ante la consulta de Ámbito Financiero.

Los directivos de los bancos consideran que la suba en las tasas afectará principalmente a los tomadores de créditos, porque a ellos se les trasladará el incremento. Además, explican, los costos adicionales pueden repercutir en una menor tasa al depositante, mayor costo de mantenimiento de cuenta y menor utilidad. Y anticipan que la medida “seguramente será cuestionada por inconstitucional”.

Desde distintos sectores se critica lo que se considera una elevada carga impositiva y una multiplicación de los tributos. Según el último relevamiento del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, existen en el país 165 impuestos, de los cuales más de la mitad, 85, corresponden a los municipios -tres más que en 2019-.

“En algunos municipios las tasas municipales resultan desproporcionadas y dejan de ser una tasa para transformarse en un nuevo impuesto. Esto afecta negativamente la actividad financiera y el resto de las actividades de comercio y producción”, afirma un trabajo realizado el año pasado por la Asociación de Bancos Argentinos.

Señala que en ciertos municipios las entidades financieras abonan mensualmente por sucursal en concepto de tasa municipal una cifra equivalente a más de 22 salarios de empleados bancarios del nivel inicial. Así, los costos por tasas municipales en algunos casos son superiores a los costos por salarios en una sucursal.

El aumento en la tasa municipal de Hurlingham coincide con una situación en que el rol de los bancos viene siendo criticado. Tanto voceros oficiales como del empresariado señalaron que “los bancos no han estado a la altura de las circunstancias” al momento de analizar la respuesta que dieron en el marco de la crisis económica por el coronavirus.

Al respecto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa difundió un estudio en el que muestra que sólo 18% de las pymes obtuvo el crédito al 24% dispuesto por el Gobierno para atender el pago de salarios.

El temor del sector bancario es que esta medida que tomó el municipio de Hurlingham sea imitada por otros intendentes.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario