Bill Gates invertirá u$s15.000 millones en energías limpias y tendrá impacto en Argentina

Economía

Lo hará a través de Breakthrough Energy, un fondo creado por el magnate para apoyar iniciativas que trabajan por el medio ambiente. Conocé la startup argentina elegida por el fondo.

Breakthrough Energy Catalyst, el fondo público-privado encabezado por Bill Gates anunció una inversión de u$s15.000 millones en startups que trabajan en energías limpias para el cuidado del medio ambiente.

Entre los destinatarios de los fondos de Breakthrough Energy se encuentra la startup argentina Pachama.

Breakthrough Energy fue fundado en 2015 por el magnate tecnológico a fin de realizar donaciones a aquellos emprendedores que trabajen en energías limpias. El fondo de 15 mil millones de dólares será dirigido a cuatro áreas básicas: captura directa de aire, hidrógeno verde, combustible de aviación y tecnologías de almacenamiento de energía.

“Catalyst realizará inversiones específicas en proyectos de tecnología limpia para reducir significativamente el precio de nuevos productos limpios, aumentar su disponibilidad en el mercado y demostrar cómo financiar la infraestructura de descarbonización a escala”, explica la página oficial del sitio Breakthrough Energy.

“Creemos que las startups se encuentran en un momento crítico y este capital puede convertirlas en productos comerciales viables mucho más rápidamente”, agregan en la página.

El anuncio de esta inversión fue realizado la semana pasada por el director gerente de Breakthrough Energy Catalyst, Jonah Goldman, que dijo al Financial Times que el fondo movilizaría hasta 15 mil millones o “diez veces la inversión inicial, mediante el uso de estructuras financieras innovadoras y acuerdos de asociación”.

Pachama, la startup argentina elegida por el fondo Bill Gates

Entre las startups que trabajan por tener un medio ambiente más limpio se encuentra Pachama, fundada por el tucumano Diego Sáez-Gil en el año 2018. La empresa, básicamente, se dedica a vender créditos de carbono a empresas, para que ellas compensen su huella de carbono.

Se mide cuánto carbono emiten las compañías y el impacto medioambiental que producen, y entonces, de acuerdo con esto, las industrias tienen que comprar “bonos de carbono” a Pachama. La startup argentina entonces se encarga de plantar árboles para reforestar diversos bosques ubicados en diferentes lugares del mundo donde desarrolla sus proyectos. Cada crédito de carbono equivale a la vida de un árbol que captura en promedio una tonelada de CO2, y puede costar entre US$10 y US$30.

La startup argentina, cuyo nombre homenajea a la Pachamama, utiliza para su desarrollo las últimas tecnologías, entre otras cosas, para seguir, a través de imágenes satelitales, el desarrollo de los bosques.

La tecnología “se enfoca completamente en aprovechar los datos, la inteligencia artificial y la automatización para proteger los ecosistemas, restaurar los bosques y mejorar los mercados de carbono. Creemos que poner mejores datos en manos de personas que se preocupan puede crear un planeta vivo y saludable”, dice la página oficial de la empresa.

Dejá tu comentario