Las tasas de interés negativas de los bancos impulsarán la adopción de Bitcoin

Economía

Las tasas de interés del sector bancario nunca pudieron recuperarse a sus niveles de antes del 2008. Por su parte, el Bitcoin no cobra por "mantener" tu dinero en donde desees.

La economía mundial aún no se había recuperado del impacto de la crisis económica mundial del 2008, y le ha tocado vivir una nueva crisis, la del Coronavirus. Todo esto en un periodo de menos de 12 años.

Poco o nada se hizo en el sector bancario y financiero tradicional para evitar que un suceso como el 2008 se vuelva a repetir. Caso contrario, las grandes economías del mundo, como Estados Unidos y Europa, tomaron un camino aún más peligroso con una nueva teoría económica del dinero conocida como “Flexibilización Cuantitativa” (Quantitative easing).

Lo cual en pocas palabras es imprimir (acuñar) cada vez más moneda nacional sin ningún tipo de respaldo, con la intención de dinamizar la economía, o más recientemente, de luchar en contra de los impactos negativos que está causando el Coronavirus ¿con qué resultados?

El camino hacia las tasas de interés negativas

Otra muestra de saber que los fantasmas de la crisis económica mundial no habían desaparecido, se puede ver en las tasas de interés del sector bancario. Las cuales nunca pudieron recuperarse a sus niveles de antes del 2008. Y en los últimos años estas han tocado terreno negativo, nuevamente.

Primero fue el Banco Central Europeo, lo que obligó a los bancos del viejo continente a ajustarse a estas tasas negativas, Inglaterra está pronto a adoptarlas, y hay fuertes discusiones si Estados Unidos debe o no aplicarlas.

En pocas palabras, las tasas de interés nos interesan como usuarios de un banco porque es el % que nos otorgan a nosotros los “ahorristas” por confiar en los bancos para proteger nuestro dinero, y además para darles el permiso que estos hagan con nuestros ahorros lo que ellos prácticamente quieran, invertir, prestarlo, e incluso perderlo.

Ahora, lo que significa que estas sean negativas, es que nosotros tendremos que pagarle a los bancos comerciales para que resguarden nuestro dinero, y además que lo presten o lo inviertan y ganen dinero por ello. E incluso existe la posibilidad que le paguemos para que pierdan nuestro dinero, tal como ocurrió en el 2008.

Balance bitcoin.jpg

Bitcoin un nuevo factor en la ecuación

Bitcoin fue creado justamente como respuesta a la crisis económica mundial del 2008. En los primeros meses del año 2009, Bitcoin comenzaría a devolvernos la propiedad de lo que siempre debió ser nuestro, nuestro dinero.

A diferencia, de la impresión de dinero fiduciario al infinito, lo que ocasiona todo tipo de problemas, como la inflación por ejemplo; Bitcoin tiene programado que sólo existirán 21 millones de monedas, lo que no solo lo hace escaso, sino incluso deflacionario (su valor tenderá a aumentar con el tiempo), ya que su oferta disminuye, mientras su demanda cada vez aumenta más.

A diferencia de las monedas fiduciarias que están controlados monopolicamente por entes reguladores que hacen lo que les plazca con nuestro dinero. En Bitcoin, somos realmente nosotros los dueños de las monedas, y nada ni nadie podrá objetar lo contrario.

Por último, Bitcoin no te cobrará por “mantener” tu dinero en donde tu desees.

Bitcoin contra las tasas de interés negativas

Estas características únicas de Bitcoin y muchas otras criptomonedas, y el indudable camino hacia las tasas de interés negativo de los bancos tradicionales, podrían cambiar el curso de la historia.

Ya que, serán cada vez más personas quien elijan a las criptomonedas por sobre mantener su dinero en los bancos, mientras a estos les cobran y los bancos se enriquecen. La adopción masiva de Bitcoin puede estar a la vuelta de la esquina.

Aprendé todo sobre las criptomonedas: Hacé clic y mirá la conferencia gratuita "Los 3 Secretos Cripto".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario