Bolsa resiste con suba de 2,8%, vaivenes de Wall St.

Economía

La Bolsa de Buenos Aires sigue recuperando el tiempo perdido y se desentendió de los mercados del mundo. Ayer logró una importante suba de 2,81% que colocó el índice Merval en 416,06 puntos. El otro Merval (M.AR), el de las acciones argentinas, avanzó un notable 3,24%, a 412,74 puntos. El monto de negocios, en cambio, no acompañó estos avances. Los volúmenes fueron de $ 21,11 millones, que indican que los inversores siguen cautos y que se interesan por pocos papeles pero de mucho mercado. Al final de la rueda quedaron 31 acciones en suba, 21 bajaron y otras 11 empresas no variaron sus precios.

El índice general de acciones creció 2,19%, a 15.686,29 puntos.

Los títulos públicos tuvieron comportamientos distintos, lo que muestra que la serie de subas está perdiendo fuerzas. De todas maneras, el FRB, el más indicativo de los títulos Brady, subió 0,11%, con lo que el riesgo-país sigue en 671 puntos básicos, es decir en los niveles de los primeros días de octubre, antes de que se desatara la crisis de liquidez que obligó a acudir al blindaje. Los Par, en cambio, bajaron 0,07% y los Discount quedaron igual. Los bonos Global mejoraron en general en proporciones que van de 0,2 a 0,5%.

Intereses

En tanto, las tasas de interés interbancarias siguen altas. Ayer entre entidades de prime-ra línea el dinero se negoció a 11,75%, un punto más que el día anterior.

En cambio, para los inversores, diciembre se presenta muy favorable ya que por plazo fijo a 30 días se consiguen rendimientos cercanos a 1% mensual. Las colocaciones en dólares se hicieron a un promedio de 9% anual. Es decir, a un ahorrista argentino en dólares se le paga más que en los Estados Unidos.

Lo positivo fue que por segunda rueda consecutiva el mercado local logró independizarse de la volatilidad de la Bolsa de Nueva York.

Allá los inversores aprovecharon los precios muy bajos de algunos papeles para recomprarlos. El promedio industrial Dow Jones cerró con alza de 1,63%, en 10.487,29 puntos. La suba de las acciones tradicionales fue impulsada por los sectores de materias primas, bancos y energía.

A su vez el NASDAQ, que tuvo fuertes vaivenes en el día (llegó a estar 3% arriba pero también transitó por terreno negativo), terminó con un avance de 0,32%, en 2.340,20 puntos. Lo destacado fue que esta Bolsa electrónica logró ayer interrumpir una seguidilla de 8 bajas consecutivas.

El Standard & Poor's 500, el indicador más representativo de Wall Street, en tanto, mejoró 0,80%, a 1.274,86 puntos.

El mercado se vio afectado negativamente por las advertencias sobre ganancias decepcionantes de parte de las empresas de telecomunicaciones Lucent Technologies y AT&T Corp.

Menos ganancias

AT&T perdió 9,9% después de que anunciara el miércoles por la noche que sus ganancias y facturación trimestrales serían menores que lo esperado, debido a la debilidad del mercado de larga distancia.

Componente del índice Dow Jones, la empresa, que también recortó sus dividendos por primera vez en sus más de 100 años en el mercado, llegó a tocar su punto más bajo desde 1991, en 16,56 dólares.

La caída de AT&T arrastró a otras empresas del sector como WorldCom, Sprint y SBC Communications, todas ellas presionadas a la baja desde principios de año por la disminución de ingresos.

Por su parte, el fabricante de equipos de telecomunicaciones Lucent perdió 8,47%.

La empresa dijo que la debilidad del mercado provocaría que su pérdida trimestral fuera mucho mayor que lo esperado y que recortara costos por 1.000 millones de dólares a medida que relanza sus operaciones.

Gillette y el Chase Manhattan Bank también anunciaron balances con ganancias inferiores a las calculadas.

En cambio, Cisco Systems, el primer fabricante mundial de equipos para Internet, lideró las subas del NASDAQ, con 6,51%. Intel Corp., el primer fabricante mundial de micro-procesadores, avanzó 3,72%.

Títulos

En el mercado de títulos públicos los precios retrocedieron levemente, lo que hizo subir la renta de los bonos del Tesoro. Ayer el rendimiento del bono a 30 años progresó levemente a 5,41%, contra 5,405%.

Por su parte, el dólar siguió debilitándose ante el euro y el yen en el mercado de Nueva York. La divisa estadounidense se cambió al término de la jornada interbancaria hasta 1,0915 euro, cuando en la sesión anterior alcanzó 1,0996 euro por dólar. En relación con el yen, el dólar se cambió hasta 112,31 yenes, mientras el día anterior lo hizo en 112,77 yenes por dólar.

La Bolsa de Valores de San Pablo, en tanto, bajó 0,80%, pero operó casi toda la sesión sin una tendencia definida, siguiendo al NASDAQ.

El mercado no mostró ningún entusiasmo por la reducción de 0,75 de punto porcentual de los tipos básicos de interés anunciados el día anterior. El dólar se mantuvo en 1,958 real.

Dejá tu comentario