10 de abril 2008 - 00:00

Con calma, pero ganan los osos

Con calma, pero ganan los osos
Podríamos equivocarnos, pero al menos desde julio de 2006 que el Dow no vive una seguidilla de ruedas en las que se mueve tan poco como lo hace desde el 2 de abril (el índice "de riesgo" VIX siempre debajo de 25 puntos). Puede ser que 1% perdido desde entonces sea el pago por 3,19 por ciento ganado la primera rueda del mes; pero a tres días de iniciada la temporada de balances, cuesta pensar que los desilusionantes números de los estados contables no estén gravitando -y mucho- en el ánimo de los inversores. En este sentido, lo más significativo ayer fue UPS (la mayor empresa transportista del mundo), que bajó sensiblemente su expectativa de ganancias para el próximo trimestre.

Lo peor, sin embargo, se vivió en el sector financiero, que se desplomó casi 2 por ciento ("transportes" perdió 3,5 por ciento). La noticia de que el Citigroup habría conseguido vender una porción de su cartera en 12.000 millones de dólares a un grupo de inversores, a pesar del entusiasmo inicial, no evitó que el papel cediera 0,76 por ciento (más que el Dow, que perdió 0,39 por ciento al cerrar en 12.527,26 puntos). Claro que a otros como Lehman Bros. y a Goldman Sachs, que se desplomaron 7% y 3% al revelar que el nivel de sus activos ilíquidos era superior a lo que se estimaba, no les fue mejor.

Si la jornada bursátil no terminó peor (45 minutos antes del cierre el Dow retrocedía 0,85%), fue gracias a cierta actividad especulativa que se emparentó con los números de Boeing (hay una fuerte apuesta a la política de cielos abiertos entre los Estados Unidos y Europa) y el efecto que tuvo el nuevo récord del petróleo -tocó u$s 112,21 por barril y cerró en u$s 110,93- sobre el sector energético. No hay que sorprenderse si decimos que el dólar retrocedió frente a las principales monedas (la libra marcó un mínimo ante el euro).

Para prestar atención: los planes de contingencia que estudian la Fed, el Banco de Inglaterra y el Central de Suiza (el BCE "juega" a que no tiene problemas). Para avergonzarse: la llama olímpica custodiada por miles de policías en todos los países que está surcando.

Dejá tu comentario

Te puede interesar