Confirmó Repsol que busca desprenderse de 45% en YPF

Economía

La empresa española Repsol confirmó oficialmente ayer que busca desprenderse de 45% del capital de la petrolera YPF. Lo hizo en Madrid en un comunicado a la Comisión Nacional de Valores en el que también relativizó declaraciones anteriores sobre la existencia de un acuerdo de confidencialidad con un inversor local.

En el comunicado a la CNMV, Repsol sostuvo que, tal como ya lo había manifestado anteriormente su presidente, Antoni Brufau, « estudia la posibilidad de incorporar un socio local argentino al capital de YPF y, adicionalmente, sacar a cotización en la Bolsa de Buenos Aires otra participación accionaria de esta compañía».

Recordó que Brufau aseguró que «resulta deseable implicar más a la sociedad argentina en la gestión de YPF», y que esto «podría formularse a través de la entrada de un accionista local con una participación minoritaria no superior a 25% y, posteriormente, con una oferta pública de venta de acciones en la Bolsa de Buenos Aires, por un porcentaje aproximado de otro 20%.

En el comunicado, Repsol dijo también que «ambos procesos están en fase de estudio y análisis», y afirmó que «en la misma línea se manifestó su Chief Operating Officer, Miguel Martínez, el pasado mes de mayo con motivo de la presentación de los resultados trimestrales de la compañía ante analistas e inversores internacionales».

  • Confidencialidad

    No obstante, Martínez había dicho que no podía dar detalles del plan sobre YPF porque había «un acuerdo de confidencialidad» por el cual se había acordado mantener reserva con el eventual interesado argentino.

    Por el momento, la operación sigue produciendo interrogantes, porque un inversor argentinotendría que contar con capital o crédito por unos 4.000 millones de dólares. No obstante, se entiende que el financiamiento podría garantizarse con las reservas actuales de la empresa, y que Repsol respaldaría el otorgamiento de los fondos para cumplir el objetivo de bajar su exposición en la Argentina.

    Se presume que además de bajar el riesgo, Repsol pretende adelantarse a cualquier decisión del gobierno de Néstor Kirchner sobre la reestatización de YPF. Esta última alternativa se mencionó frecuentemente como recurso de la campaña electoral del oficialismo con vistas a los comicios de octubre.

    Un dato llamativo es que en vez de bajar el perfil para no dar argumentos a una medida de renacionalización, la empresa contraatacó anunciando que planea traspasar a inversores locales 45% de YPF.

    Entre los candidatos a la compra sigue mencionándose a banqueros locales, algunos de ellos cercanos al actual oficialismo. En principio, Repsol mantendrá la gestión de YPF y el accionista local no podría participar de las decisiones, aunque estaría representado en el directorio por uno o dos miembros.

    La empresa española insistió con la idea de involucrar más a la sociedad argentina en YPF, siendo que, según dijo Brufau, en nuestro país ya no se ve a la petrolera como propia.

    Sin embargo, hay un evidente cambio de estrategia con respecto a lo que hizo Alfonso Cortina en 1999, cuando tras adquirir 15% de YPF que seguía en manos del Estado, lanzó una oferta pública de adquisición para comprar hasta 100% de la petrolera local que negociaba en las Bolsas de Buenos Aires y Nueva York.

    Podrá afirmarse que el riesgo argentino en esta cuestión subió sensiblemente tras las experiencias de Evo Morales y Hugo Chávez en la región, aunque también es cierto que las áreas con que cuenta YPF están en su mayor parte en declinación y no se encuentran reservas nuevas en cantidad significativa, hecho que el gobierno atribuye a la falta de inversiones y a la disminución de los pozos de exploración.

    Según el Instituto Argentino del Petróleo y Gas, en 2006 YPF produjo en las áreas que opera 14,8 millones de metros cúbicos de petróleo, equivalentes a 38,6% del total país, y 14.726 millones de metros cúbicos de gas, que representan 28,4% de la producción nacional.

  • Extracción

    En 2002, en tanto, cuando ya comenzaba el declive, YPF extrajo 19,9 millones de metros cúbicos de petróleo (5 millones más que en el último año), que equivalían a 45% del total nacional, y 14.310 millones de metros cúbicos de gas, que representaban 31% del total.

    YPF tendría actualmente alrededor de la mitad de las reservas de petróleo y gas que poseía en 1998, cuando Repsol hizo la compra. Esas reservas, no obstante, valen 5 veces más debido a la evolución del precio internacional, pero también su reducción mostraría que desde el punto de vista empresarial es más conveniente invertir en áreas nuevas de Africa. Aquí, además de la disminución natural de los pozos, juega que a YPF ya no le alcanza el petróleo propio para sus refinerías, y que los precios internos siguen congelados desde 2004.
  • Dejá tu comentario