¿Connivencias en el caso Miceli?

Economía

No se calmó ayer el tema judicial e investigativo con la renuncia de Felisa Miceli. Al contrario, provocó dudas una conferencia de los directivos de Cuenca (la entidad crediticia que recibió el "ladrillo" del Banco Central, el que luego apareció en el baño de la ex ministra en Economía). Hicieron despliegue los empresarios y cuestionaron información del BCRA, pero luego el propio fiscal Guillermo Marijuán la reconfirmó. Mientras, se hablaba de un video de seguridad del ministerio que habría registrado el ingreso con una bolsa de Jorge March y otro directivo del Banco Hipotecario (ambos ubicados en ese lugar por la propia ministra, uno socio de su hermano, el otro de su hermana), quienes fueron dos de los últimos en entrevistar a la entonces funcionaria el día que apareció el sobre con dinero. A March -quien parece haber logrado un crédito por $ 3.000.000 cuando Miceli era titular del Banco Naciónhoy le cuelgan distintos cargos, mientras varios empleados del hermano de la ex ministra aparentemente registraron cajas de seguridad a su nombre luego de que estallara el escándalo. Nada termina.

Los directivos de la Caja de Crédito Cuenca salieron ayer a despegarse del escándalo que terminó con la renuncia de Felisa Miceli al frente del Ministerio de Economía. El titular de la entidad, Miguel Rutenberg, señaló que «de aquí no salió ningún pago de $ 100.000, porque todos nuestros clientes son pequeños», asegurando que la entidad es «totalmente ajena» al episodio.

La respuesta llegó cinco días después que trascendiera el nombre de la compañía como destinataria del «ladrillo» que se descubrió en la bolsa de Miceli.

El financista también puso en duda la versión presentada por el fiscal Guillermo Marijuán, que terminó en el pedido de declaración indagatoria de Miceli. Reconoce que solicitaron el 21 de mayo el envío de $ 500.000 en billetes al Banco Central, pero que el dinero fue distribuido para efectuar distintos pagos: «Tenemos 95 cuentas corrientes y 130 cajas de ahorro, y en los últimos tiempos crecimos mucho en descuento de nómina para créditos personales. Pero no tenemos -aclaró- un solo cliente que pueda solicitar semejante suma y mucho menos en un solo pago».

Desde la única casa que posee Cuenca, ubicada en el partido de San Martín (localidad de Villa Lynch), Rutenberg asegura que «hay alguien que nos quiere sacar del mercado, somos objeto de una campaña» y demuestra en todo momento su desesperación porque la entidad quedó envuelta en el escándalo mediático. «A Miceli la vi una sola vez en un acto en el Salón Bosch, en mi vida crucé una palabra ni con ella ni con nadie de su familia», explica.

El fiscal Guillermo Marijuán salió pocos minutos después de las explicaciones brindadas por los directivos de Cuenca para señalar que «está acreditado» que el dinero se dirigió del Central a la financiera. Claro que en Cuenca se cuidan de no contradecirlo: afirman que pidieron los fondos, pero que ninguno de los 5 «ladrillos» de $ 100.000 que recibieron el 21 de mayo se pagó entero. ¿Cómo llegó, entonces a la bolsa que Miceli tenía colgada en el baño? Es la «ruta del dinero» que ahora deberá investigar la Justicia. El funcionario agregó que los directivos de Cuenca serán indagados en el marco de la causa. «Ni nosotros ni ninguna entidad anota el lote de un ladrillo de billetes que llega desde el Central, con lo cual no tenemos ni idea si el que se encontró en la bolsa de Miceli pasó por aquí», aclaró Rutenberg.

Para remarcar su defensa aludió al hecho que pueden existir varios lotes con el mismo número, algo que sucedió con el lote 38.057 de la polémica. Marijuán reconoció que salieron dos con el mismo número, uno a Cuenca y otro al Banco Ciudad. Pero el fiscal descartó «totalmente» que el que se dirigió a este último haya sido el que recayó en el placard de la ahora ex ministra.

Según se desprende de la investigación judicial por los $ 100.000 y 31.670 dólares, el Banco Central informó que el lote de dinero en pesos figuraba como enviado a la Caja de Crédito Cuenca el 21 de mayo, 15 días antes de que apareciera en el baño de Miceli. Además, consideró en el texto en el que pide la declaración indagatoria de la ahora ex ministra que los fondos tenían «origen espurio». Por tratarse de dinero no registrado (es decir «en negro») es mucho más complicado determinar quién lo habría retirado de la financiera.

  • Préstamo

    Miceli había declarado que el fajo se lo había prestado su hermano para «una operación inmobiliaria» que nunca se concretó. Desde Cuenca explicaron que Horacio Miceli no tiene cuenta en la institución, como tampoco sus empresas (un laboratorio y otra de aviación).

    Además, a través de un comunicado señalaron que «todas las operaciones de ingreso y egreso de fondos realizadas por la entidad se encuentran debidamente documentadas y se ajustan a las leyes vigentes y a las normas del BCRA».

    Los directivos de Cuenca, por otra parte, salieron a responder a una investigación que está efectuando el Central por operaciones sospechosas efectuadas por la institución entre julio de 2003 y julio de 2005, por un monto que asciende a $ 365 millones. La institución que preside Martín Redrado realizó la presentación ante el juez federal del partido de Tres de Febrero Juan Manuel Culotta y, al mismo tiempo, al procurador general de la Nación, Esteban Righi. Pero en Cuenca niegan que haya existido algún ilícito: «Los inspectores del Central dicen que descubrieron que 16 personas físicas o jurídicas que figuran cobrando, en realidad no operan con la entidad. Pero nosotros sostenemos lo contrario y no pudieron comprobar absolutamente nada».
  • Dejá tu comentario