El FMI cerró el plazo para oficializar las candidaturas

Economía

El Fondo Monetario Internacional cerró el viernes el proceso de candidaturas para elegir a un nuevo líder, con la ministra de Finanzas francesa, Christine Lagarde, como favorita pese a la sombra legal que empaña su nominación. El mexicano Agustín Carstens corre detrás en la carrera por la jefatura del FMI.

En la jornada, el otro aspirante al puesto, el gobernador del banco central de Kazajistán, Grigori Marchenko, anunció que retiraba su candidatura tras dar por sentado que Lagarde será la elegida. Decisión que tomó más tarde también el ex ministro de Finanzas de Sudáfrica Trevor Manuel.

Los países emergentes como Rusia, India y China afirman que quieren terminar con el monopolio europeo en el FMI, que por una regla no escrita ha sido dirigido desde su creación por un representante del viejo continente.

Sin embargo, el único rival realista para Lagarde a medida que se acerca el plazo límite para inscribir las candidaturas el viernes es el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, cuya posición es vista como demasiado conservadora por muchos de sus pares en mercados emergentes.

Lagarde está apoyada por la Unión Europea y por un conjunto de pequeños estados que abarcan desde Georgia hasta la república de Mauricio. París espera que Washington y Pekín también sumen su apoyo. Brasil, la mayor economía de América Latina, se inclina hacia Largarde pero todavía no se ha decidido, según funcionarios.

Manuel, un respetado ex ministro sudafricano de Finanzas, optó por no presentarse pero señaló que "sería muy desafortunado si terminamos con un europeo que está ligado a la UE". "Es importante entender que las decisiones tienen lugar en el contexto de la política mundial. En ese contexto, he decidido no entrar en la competencia", declaró en una conferencia de prensa.

Estados Unidos y Europa suman un 48 por ciento de los votos en el FMI en comparación con sólo el 12 por ciento que tienen los países emergentes.

En tanto, durante una visita a Nueva Delhi para promocionar su candidatura, Carstens dijo que India y México coinciden en que los mercados emergentes deberían tener una mayor representación en el Fondo Monetario Internacional y que los mercados emergentes necesitaban tener más flexibilidad en el control de capitales.

Brasil quiere medir la reacción de otros mercados emergentes antes de decidir oficialmente a quién apoyará, según dijo el secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Hacienda. Sin embargo, otros tres funcionarios del Gobierno dijeron a Reuters que Brasil se está inclinando por apoyar a Lagarde, pero que aún no ha tomado una decisión.

El único potencial riesgo para las opciones de Lagarde es una investigación por una compensación millonaria entregada en el 2008 a un empresario galo. Sin embargo, un tribunal francés retrasó hasta el 8 de julio la decisión respecto a si abrirá una investigación formal sobre la actuación de la ministra de Economía.

El retraso supone que las denuncias de diputados de la oposición de izquierda de que Lagarde abusó de su autoridad al aprobar un pago de 285 millones de euros a un empresario amigo del presidente Nicolas Sarkozy podrían proyectar una sombra sobre su candidatura para ser la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional.

Dejá tu comentario