30 de julio 2007 - 00:00

Expectativas por datos en Wall Street

¿Quién podrá traer de vuelta el optimismo a Wall Street? ¿Podrán los indicadores económicos de esta semana, si son positivos, tranquilizar a los inversores?

Los principales indicadores incluyen el informe de nóminas no agrícolas y los reportes de ganancias trimestrales de empresas, como General Motors y Walt Disney.

La incógnita es si terminó la venta de acciones y si a estos precios, es tentador volver a Wall Street. El golpe que recibieron las acciones de la Bolsa de Nueva York el jueves y el viernes fue el mayor de los últimos cinco años.

En la semana, el Dow perdió 4,2%; el S&P, 4,9%; y el NASDAQ, 4,7%. A pesar de la debacle, el Dow Jones todavía está 6,4% arriba en lo que va del año; y el NASDAQ, 6,1%.

Hoy no habrá reportes económicos, pero mañana se conocerán los datos sobre ingresos personales, costo del empleo, el índice de Gerencia y Abastecimiento de Chicago, además de cifras de gasto en construcción y consumo. Pero si estos datos no son contundentes, no van a ser registrados por el mercado.

Por caso, el viernes, el dato sobre el crecimiento económico de Estados Unidos no entusiasmó a pesar de que repuntó durante el segundo trimestre, a su tasa más fuerte desde inicios del año pasado, debido a un aumento de la inversión empresarial, un incremento del gasto público y una mejora del desempeño comercial.

  • Optimismo

    Después de estos buenos números, el presidente George W. Bush y sus principales asesores económicos se apresuraron a proclamar su optimismo sobre la economía de Estados Unidos para alentar a los inversores. Los bonos del Tesoro en estos días estuvieron en el centro de la escena. Fueron el refugio de los inversores. Por eso la renta, que había llegado a casi 5,20%, ahora está en 4,76%. Los inversores se volcaron a estos títulos para buscar seguridad.

    En otra ocasión, una renta tan baja de los bonos del Tesoro hubiera disparado un alza en los papeles de países emergentes, Pero hoy los inversores no buscan rentabilidad, sino seguridad.

    El viernes, los mercados de deuda emergentes insinuaron una recuperación después de haber perdido el jueves todo lo que ganaron en el año. A mitad de la rueda, Brasil lideró las subas con bonos que subieron hasta 1,50%. Pronto el mercado se dio vuelta y los bonos terminaron 0,30% abajo. Para el mundo es clave lo que suceda en Wall Street esta semana, pensando además en el futuro de los bonos.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar