Exportaciones, importaciones y subsidios: Gobierno pone en marcha "la máquina de generar dólares"

Economía

El ministro de Economía adelantó tres medidas clave para acomodar las finanzas del Estado nacional. El objetivo central es poner a andar la "fábrica de dólares". Para ello planteó la necesidad de promover las exportaciones y revisar las importaciones y las tarifas.

El ministro de Economía, Sergio Massa, puso primera y anunció una batería de medidas que comenzará a implementarse en los próximos días para recomponer las arcas del BCRA, contener la inflación y ordenar la matriz fiscal del Estado nacional. El foco estará puesto en impulsar las exportaciones, controlar las importaciones y profundizar la segmentación tarifaria.

Massa juró este miércoles como titular de la cartera económica en Casa Rosada y sin perder tiempo partió hacia el Ministerio, ubicado frente a la sede central del Gobierno, donde brindó una conferencia de prensa en la que precisó una por una las medidas que pondrá en marcha en las próximas horas.

El objetivo es encender “la máquina de generar dólares”, para fortalecer las reservas del Banco Central. Para ello, anunció que se acordó un esquema de adelanto de exportaciones con distintas cadenas productivas de todo el país.

Exportaciones

En principio, el ministro confirmó que el acuerdo abarca a sectores como la pesca, la minería, el agro, entre otros, que ingresarán u$s5.000 millones en los siguientes 60 días que irán directo a engrosar las arcas del BCRA.

“Nosotros en el día de hoy firmamos un compromiso con los diferentes sectores que de alguna manera nos compromete mutuamente a ese procedimiento de liquidación”, dijo esta noche y agregó que el acuerdo se alcanzó luego de “varias reuniones de trabajo que no empezaron hoy sino hace algunos días”.

El entendimiento entre el Gobierno y dichos sectores no implicará un cambio en las condiciones vigentes de liquidación. “Tenemos la certeza que el procedimiento de liquidación tal como está establecido a garantizar el ingreso de esos u$s5.000 millones”, afirmó. La meta es lograr sortear lo que queda del invierno para que se reduzca la demanda de energía y en consecuencia disminuyan los pagos de importaciones de dicho rubro.

Importaciones

En paralelo al plan de crecimiento de exportaciones, el funcionario señaló que se avanzará con un sistema de trazabilidad para el comercio exterior para controlar y transparentar el uso de divisas para importaciones. Allí se priorizará la importación de recursos destinados a salud y producción, explicó.

El esquema de control estará acompañado por un mecanismo de denuncias que serán realizadas ante la Justicia y que involucrará a aquellas empresas que mediante triangulación de importaciones se apropiaron de divisas.

Siguiendo esa línea, afirmó que el Gobierno denunciará en los Estados Unidos a las empresas que triangulaban importaciones con sobrefacturación de precios. Aunque adelantó que les dará un lapso de 60 días para que puedan hacer su descargo o rectificación.

Según detalló, se trata de un total de 13.000 operaciones de importación trianguladas de 722 empresas. El mecanismo era el siguiente: compraban productos a un precio, lo pasaban por otro destino y lo traían sobrefacturado a la Argentina. “En general, la triangulación se hacía con empresas de no más de un año de antigüedad", explicó.

Aquellas que decidan no rectificar y tampoco se presenten a declarar serán enunciadas ante la Justicia local. “Pero también se hará la denuncia ante la unidad de lavado de dinero de los Estados Unidos, ya que se usaron bancos de ese país y por lo tanto la sede del domicilio financiero determina jurisdicción", expresó.

Segmentación de tarifas

Otro de los aspectos centrales del plan de Massa estará puesto en las tarifas de electricidad, gas y agua. En las últimas semanas, se implementó un esquema de segmentación para reducir los montos que destina el Estado nacional en subsidios, especialmente a los sectores de mayores ingresos.

El ministro anticipó que “el primer corte” ya fue realizado y abarca a casi 4 millones de hogares que no solicitaron subsidios. Este grupo dejará de percibir el beneficio. Y adelantó que se implementará un esquema para promover el ahorro en el consumo energético.

En ese sentido, indicó que "entre los más de 9 millones que sí pidieron mantener el subsidio se va a promover el ahorro por consumo", y detalló que en luz se subsidiará hasta 400 kilowatts, en materia de gas la quita seguirá la misma lógica y en agua la aplicación de la quita por segmentación se iniciará en septiembre.

El foco no solo estará puesto en reducir el impacto de los subsidios en las cuentas públicas, algo reclamado puntualmente por el FMI en el acuerdo de Facilidades Extendidas, sino que también estará en la progresividad del sistema por eficiencia en el uso de los recursos. “No podemos seguir con un esquema en que quien más gasta la energía o el agua, es quien más subsidios recibe", precisó Massa.

Dejá tu comentario