Dólar: con brecha en los niveles máximos, arranca semana clave (hoy, feriado)

Economía

El blue llegó a $167. También siguieron subiendo el CCL. Y continúa la sangría de reservas del Banco Central.

En la pelea por frenar la salida de dólares de las reservas no está dicha la última palabra. El blue viene de un rally de 11,33% y cerró el último viernes en $167, una suba de $17 respecto de cómo había arrancado en la semana. De esta forma, la brecha entre el informal y el mayorista (que está en $77,11) es de 116%. Si bien hoy no habrá novedades por el feriado, mañana habrá que estar atentos.

“Es la mayor brecha en 31 años, ya que no se veía algo así desde junio de 1989, cuando alcanzó el 110%”, señaló un estudio de la consultora Fernando Marull y Asociados (FMyA). Por aquella época el país estaba atravesando un período hiperinflacionario. El documento añade: “Los picos en la brecha cambiaria se dieron en momentos en los que había control de capitales, pero sobre todo cuando el déficit fiscal de ese año era muy grande”.

Muchos analistas consideran que el déficit fiscal es la principal causa de las expectativas devaluatorias, pero no es el único frente que señalan. Al respecto, desde Delphos Investment indicaron. “El viento cruzado del mercado cambiario requiere medidas que solidifiquen la política macroeconómica: un sendero fiscal con definiciones sobre la política fiscal futura y énfasis en los subsidios (servicios públicos y producción de energía y gas), junto a incentivos duraderos para aumentar la oferta de dólares. Además, se necesita un programa monetario para 2021, con un esquema de metas sobre agregados monetarios y un acuerdo con el FMI que provea un horizonte de mediano plazo, mediante la consistencia entre la política fiscal, monetaria y de deuda, que se complemente con un enfoque más amigable para la inversión privada”.

En tanto, Fernando Marengo, de Arriazu Macroanalistas, explicó: “Lo que ocurre en el mercado de cambios es un síntoma del desequilibrio fiscal y la fuerte desconfianza en el futuro de la economía. Las medidas cambiarias están atacando los síntomas, no los problemas de fondo, por lo que no tendrán éxito. En la medida que aplican más restricciones la desconfianza crece, por lo que la gente recurre a mercados alternativos”.

Y estas expectativas se asientan, entre otras cuestiones, en que el Banco Central no logra frenar el drenaje de reservas. El viernes pasado las tenencias brutas de la entidad cayeron u$s58 millones y cerraron en u$s41.034 millones. Los anuncios del 1 de octubre no cambiaron la tendencia.

Tanto más preocupante es la situación cuando el foco se coloca en las reservas netas líquidas, es decir, descontando las que tienen como contracara un pasivo y también el oro y los Derechos Especiales de Giro del FMI. Según cálculos del socio director de Ecolatina, Lorenzo Sigaut Gravina, entre el 15 de septiembre (súper cepo) y el 6 de octubre las reservas netas líquidas tuvieron una merma de u$s1.391 millones. En ese lapso el BCRA vendió u$s993 millones.

“La oferta de dólares de la cosecha gruesa puede brindar un alivio efectivo al BCRA en el segundo trimestre de 2021. Sin embargo, Argentina debe navegar estos meses donde las liquidaciones resultan menores por cuestiones estacionales”, agregaron desde Delphos.

Sea cual fuera el motivo del avance, lo cierto es que el blue ya escaló 112,74% en 2020. Por otra parte, el viernes el contado con liquidación pasó de $153,28 a $154,95. Durante la jornada llegó a tocar picos de $157,70. Traders consultados por Ámbito aseguran que, una vez más, apareció para participar en el mercado de bonos algún organismo público, de manera tal de apaciguar el alza.

El MEP subió $4,45 el último día de la semana, para alcanzar los $143,42. El oficial minorista cerró en $82,74, lo que significó una caída de 5 centavos comparado con la cotización del jueves. Y el dólar turista bajó 8 centavos para terminar en $136,52.“La plaza del dólar blue es la más opaca, discrecional, difícil de controlar y la que tiene menos volumen. Con lo cual, es la de mayor nivel de especulación y la más distorsionada. Creo que la suba del blue no es del todo representativa de la situación monetaria, por lo cual el precio actual podría caer rápidamente si pasara alguna cosa que cambie las expectativas. No se requiere siquiera un drive importante”, resumió el analista de Clave Bursátil Martín Eduardo Genero. Aunque aclaró: “Eso no le quita gravedad a la situación ni desconoce el alto nivel de desconfianza hacia la autoridad monetaria”.

Dejá tu comentario