Peligra la cadena de pagos en el mercado del gas

Economía

El impacto de la pandemia del Covid-19 afectó sensiblemente la economía de los argentinos y paralizó la actividad de distintos sectores industriales en el país. Particularmente en el mercado del gas, las dificultades de pago y recaudación que impuso el aislamiento social preventivo obligatorio provocaron un corte casi total de la cadena de pagos. Esto se debió a distintos motivos que, de persistir, llevarán a que la situación se profundice en los próximos meses cuando la demanda de gas natural aumente con la llegada de los primeros fríos, alertan en el sector.

En primer lugar, una parte de los usuarios dejaron de abonar el servicio – durante la emergencia no puede cortarse - ya que vieron afectada su capacidad de pago producto de la parálisis económica. Por otro lado, la imposibilidad de pagar facturas en bancos y locales específicos agravó aún más la recaudación de las empresas prestadoras del servicio ya que gran parte de los usuarios prefiere abonar de forma presencial. Se espera el momento en que el Banco Central autorice el pago de los servicios para que las distribuidoras puedan comenzar a cobrar regularmente y cancelar en el corto plazo la deuda pendiente con los productores.

Contexto

Hasta el momento, la reacción de las distribuidoras de gas natural fue pagar en forma parcial por el fluido que compran a las compañías productoras, que han mantenido las entregas sin interrupciones. Las distribuidoras sólo abonaron el 10% de la facturación que debía cancelarse por las entregas del gas de enero, un mes de bajo consumo, pese a que en el mercado se estima una caída en la recaudación que ronda el 70%.

La menor actividad económica provocó, además, un desplome del 25% en la demanda de gas especialmente en los sectores industriales y pymes. Asimismo, el valor del gas en las tarifas no fue ajustado desde abril del año pasado. Este complejo escenario pone en riesgo la viabilidad del suministro y podría llevar a un corte casi total de la cadena de pago cuando lleguen las temperaturas más frías que demandan un mayor consumo de gas residencial. El momento exige que todos aquellos que tengan capacidad de pago - trabajadores sin recorte de salarios o industrias que no hayan parado pese a la pandemia - hagan su aporte abonando el costo de los servicios en tiempo y forma, recomiendan.

Dejá tu comentario