Gobierno avanzó con un acuerdo con el CAA para liberar envíos de maíz

Economía

En las próximas horas se anunciará oficialmente la reapertura de las exportaciones. Se espera que la Mesa de Enlace levante el paro anunciado.

Prevaleció el diálogo y el consenso. En las próximas horas el Gobierno anunciará finalmente que liberará las exportaciones de maíz luego de llegar a un acuerdo con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) respecto del abastecimiento del grano en el mercado interno.

La negociación quedó en manos del ministro de Agricultura, Luis Basterra, quien recibió a representantes del Consejo Agroindustrial, entidad que nuclea a más de 56 cámaras del sector agropecuario, que le presentó al funcionario un documento técnico en el que deja constancia que las existencias de maíz de la campaña 2019/20 son superiores a las 10 millones de toneladas, de esta manera habría grano suficiente para la alimentación animal en el mercado interno y para la reapertura de las exportaciones.

De la reunión participaron, el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins; el presidente de CIARA-CEC, Gustavo Idigoras; el presidente de Maizar, Alberto Moreli y el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas.

Se espera, luego del anuncio oficial que llegaría en las próximas horas, el posible levantamiento del paro, con cese de comercialización de granos, dispuesto por las entidades de la Mesa de Enlace, a excepción de Coninagro, que comenzaría a regir a partir del próximo lunes y se extendería por 72 horas.

A diferencia de la Sociedad Rural, CRA y Federación Agraria, la entidad cooperativista Coninagro había decidido no plegarse a la medida de fuerza ya que su presidente, Carlos Iannizzotto, explicó que no era momento de tomar medidas tan drásticas y llamó al diálogo.

Parte de ese llamado también fue escuchado por el Gobierno e incluso el miércoles Basterra se reunió con los líderes de las exportadoras cooperativistas ACA y AFA para buscarle una solución al posible desabastecimiento de maíz que podría haber en el mercado interno.

En el interin, el descontento que generó la medida en el campo encendió las luces de alarma porque la medida no buscaba una confrontación con el sector.

El paso definitivo llegó de la mano del Consejo Agroindustrial, una coalición que se maneja bajo el lema de acercar propuestas y desmarcarse de la crítica sin un mensaje constructivo. Esa negociación fue clave.

Tras el encuentro el ministro detalló: “Se ha logrado poner los diversos intereses particulares en virtud de un bien mayor y primordial como es el bien común, compatibilizando los intereses privados con la necesidad del estado en garantizar los bienes esenciales a todos los argentinos, en el marco de la seguridad alimentaria”. A su vez, Basterra destacó el entendimiento del sector como un avance que “nos coloca en condiciones distintas a la de semanas anteriores”.

De esta manera, lo único que resta es el anuncio oficial del fin de la restricción para exportar maíz que, según pudo averiguar Ámbito, llegaría en las próximas horas.

En este marco, desde el Gobierno remarcan que el foco en este comienzo de año está puesto en contener la inflación y desacelerar las subas que viene mostrando la canasta básica. En la misma línea, recientemente se anunció un acuerdo con los exportadores para asegurar que el precio del aceite no se dispare en las góndolas ante la meteórica suba de los commodities.

Con el mismo objetivo, en las próximas semanas se anunciará un acuerdo con la industria frigorífica para ampliar y extender durante el primer semestre del este año el programa de precios populares de carne vacuna que rigió antes de fin de año.

Dejá tu comentario