Habría más trabas a importaciones brasileñas

Economía

La producción local de maquinaria agrícola podría convertirse en el próximo sector que se presentaría para recibir el beneficio del Mecanismo de Adaptación Competitiva (MAC), con el cual obtendría restricciones para las importaciones brasileñas de este rubro. En paralelo, los fabricantes argentinos de heladeras y lavarropas, que actualmente tienen un acuerdo privado vigente con sus pares brasileños para trabar el ingreso de estos bienes desde el mercado vecino, también buscarán ingresar en régimen MAC desde marzo.

Los datos fueron aportados ayer por el secretario de Industria argentino, Miguel Peirano, quien aseguró que en todos los casos, y antes de aplicar cualquier tipo de salvaguardia, los gobiernos de los dos países intentarán que sean los sectores privados correspondientes los que logren un acuerdo para limitar importaciones, antes de comenzar a trabajar en la aplicación de las trabas.

Así, en los tres casos mencionados ( maquinaria agrícola, heladeras y lavarropas), se buscaráque desde marzo, cuando se reúna por primera vez la Comisión Bilateral de Monitoreo de la MAC, sea el ámbito privado el que intente llegar a un acuerdo de autorrestricción de importaciones. En la misma línea, pero en junio, se sentarán a discutir los fabricantes argentinos y brasileños de calzado deportivo, cuyo acuerdo vigente vence ese mes.

Por el lado brasileño, se sabe que habrá dos sectores por negociar:
el de vinos y el de arroz. En el primer caso, según afirmó Peirano, se encuentra vigente actualmente un acuerdo entre los productores de ambos países basado en el nivel de precios de envíos desde la Argentina a Brasil, que serviría de base para un próximo tratado sectorial. La situación del arroz sería algo más complicada, pero también tendría su instancia de negociación privada.

Otras fuentes del gobierno argentino afirmaron ayer que en el tercer rubro donde Brasil amenazó con reclamar trabas, el trigo, no había fundamentos, ya que una de las condiciones fundamentales para que la MAC tenga vigencia es que haya un aumento sostenido de las importaciones durante un período de 36 meses, y las ventas locales del cereal cayeron unos 100 millones de dólares entre 2005 y 2006.

Según Peirano, la idea de la MAC
«es dar certidumbre a los inversores que elijan a la Argentina, tanto de capital de origen local como extranjero». Esto se lograría, según el funcionario, ya que en cualquier caso los inversores tendrán garantizado que ante un cambio radical en las condiciones sectoriales o macroeconómicas, «el gobierno argentino tendrá un instrumento para utilizar para enfrentar el problema». Peirano mencionó que el régimen MAC «podría haber sido útil a fines de los 90, luego de la devaluación del real».

El funcionario dijo, además, que las trabas que permite el nuevo sistema son más efectivas que las reglamentadas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), «ya que se permiten trabas provisorias y las investigaciones pueden efectuarse de manera más ágil». Según Peirano, una restricción provisoria puede aplicarse en 30 días corridos.

El secretario mencionó finalmente que, hastaahora, no hay ningún pedido oficial o extraoficial llegado desde Uruguay o Paraguay para que alguno de los dos países se sume este año al nuevo régimen negociado entre la Argentina y Brasil.

Dejá tu comentario