Liniers: por controles, ya casi no ofrecen carne

Economía

Apenas 1.380 animales ingresaron ayer al Mercado de Hacienda de Liniers, 90% menos que el promedio habitual para un lunes cuando la cantidad de cabezas se ubica por lo general en 12.000. A pesar de esta situación el gobierno continúa con fuertes presiones para que baje el precio de la carne.

Desde que el Ejecutivo intervino los mercados de carne y granos, el ingreso de hacienda al mayor centro concentrador de la Argentina cayó abruptamente y mientras que en los primeros 29 días de 2005 habían entrado allí 152 mil animales, este año lo hicieron poco más de 87 mil.

Ayer a la mañana llegaron a ese centro tan sólo 1.380 animales, de los cuales 70% provino de la provincia de Buenos Aires, 15% de La Pampa, 10% de Córdoba y el resto de Entre Ríos y Santa Fe. El lunes anterior habían ingresado a Liniers poco más de 2.000 animales.

En este contexto, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, visitó la semana pasada dos veces de forma sorpresiva el Mercado de Liniers, en donde mantuvo reuniones con consignatarios y con los trabajadores, a quienes les aseguró la continuidad salarial a pesar del escaso trabajo que hay hoy en el mercado.

Además, firmó acuerdos con el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, la Cámara de la Industria y el Comercio de la Carne (CICCRA), la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF) y la Unión de la Industria Cárnica (UNICA) que aportaron 2.400 toneladas de carne a precios por debajo de los de la lista máxima del gobierno.

Este aporte fue destinado a abastecer las principales cadenas de supermercados, quedando al margen del mismo las carnicerías, lo que generó un fuerte enfrentamiento entre ambos sectores.

Según los propietarios de las principales cadenas de supermercados, la baja en el precio de la carne comenzó a registrarse el viernes pasado en esos comercios y alcanzaba 10%. Sin embargo, según un relevamiento realizado por este diario la baja llegó recién el fin de semana, sólo en algunos cortes de carne y no en todos los comercios.

Por su parte, algunos productores denuncian presiones por parte del gobierno para que vendan sus productos al Mercado de Liniers y no lo hagan en los rematesferias de las distintas provincias. Lo cierto es que los ingresos de vacunos a Liniers son cada vez menores y desde distintos sectores de la cadena (carniceros, productores) afirman que la suba de precios de la carne es inminente porque la oferta es muy escasa y no saben hasta cuándo el gobierno podrá sostener esta situación.

En la actualidad el Mercado de Hacienda de Liniers se encuentra desabastecido ya que debería recibir un promedio de 12.000 cabezas de ganado por día y en la última semana entraron tan sólo 4.500. Este es uno de los motivos por los cuales dicen que subirá el precio de la carne tanto en las carnicerías como en los supermercados a pesar de los acuerdos entre el gobierno y algunos frigoríficos.

Dejá tu comentario