28 de junio 2012 - 11:46

Lorenzino confirmó envío de fondos a Scioli para afrontar salarios, pero le pidió responsabilidad al gestionar

Hernán Lorenzino.
Hernán Lorenzino.
El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, mantuvo una reunión por la mañana con el gobernador, Daniel Scioli y su par bonaerense, Silvina Batakis donde se discutió sobre las necesidades financieras que enfrenta la Provincia. Como resultado del encuentro y, luego que el titular de Palacio de Hacienda efectuara la consulta con la presidente Cristina de Kirchner, se resolvió transferir unos $ 1.000 millones a la provincia para auxiliarla en el pago de los haberes.

En una conferencia de prensa brindada en el Ministerio de Economía, Lorenzino precisó: "El gobierno nacional le va a efectuar una asistencia financiera a la provincia de Buenos Aires en los próximos días por un monto de 1.000 millones de pesos a los efectos de que la provincia afronte el pago de los sueldos a sus empleados públicos". Así, "El gobierno continúa asistiendo a la provincia de Buenos Aires", enfatizó el ministro. "No es un préstamo sino una transferencia", explicó.

Para demostrar que la Nación nunca dejó de auxiliar a Scioli, el funcionario se valió de un power point para mostrar que, en lo que va del año, el Tesoro le remitió fondos a Buenos Aires -por todo concepto-por 3.300 millones de pesos (esta cifra no incluye los $1.000 que se remitirán la semana que viene). Para que quede claro que Buenos Aires es la que más recursos recibe, Lorenzino comparó los $3.300 millones que ya engrosaron las arcas provinciales con los 40 millones de pesos que recibió en lo que va del año la provincia de Entre Ríos.

Sin embargo, este auxilio no significa un cambio de actitud de la presidente Cristina de Kirchner cuando en un discurso reciente reclamó "responsabilidad en la gestión de los mandatarios provinciales". Lorenzino recordó que cuando uno se postula para un cargo publico "acepta la responsabilidad de gestionar con lo que tiene". Aceptó que siempre las necesidades son mayores que los recursos pero, justamente el rol de los funcionarios es el "administrar los distintos intereses en juego".

En este sentido, el ministro de Economía, hizo un llamado concreto: "Hoy más que nunca necesitamos que todos, incluyendo a los gobernadores y en particular al gobernador de la provincia más importante de la Argentina, estén a la altura de las circunstancias y contribuyan a mantener todo lo bueno que se ha venido haciendo". Poniendo de ejemplo cómo la jefa de Estado administra bien el país, Lorenzino instó a los gobernadores a "administrar la cosa publica con responsabilidad tratando hacer eficiente la gestión para seguir llegando a la gente".

Si bien el ministro trató de abarcar a todos los gobernadores en su "reto" por la mala gestión de los recursos, en la práctica fue dirigido al gobernador Scioli ya que la presentación sólo mostraba las diferentes transferencias y auxilios financieros que el Tesoro Nacional tuvo que girar a Buenos Aires desde 2003 a la fecha.

Mientras clamaba que el Gobierno va a seguir ayudando a la Provincia reprochaba que "el Poder Ejecutivo nacional no se puede hacer cargo, además de la propia gestión, de la gestión de la provincia de Buenos Aires".

Cabe señalar que, hace un par de días, la Presidente anticipó que van a seguir ayudando a Buenos Aires aunque en un tono crítico dijo: "Tienen que aprender a gestionar y cuidar los recursos con la misma pericia que lo hace esta Presidenta".

Acostumbrado a los números, Lorenzino mostró que la Provincia tiene un déficit importante: "en relación con el presupuesto de la provincia el monto total de transferencias a Buenos Aires excede en 36.270 millones al propio presupuesto de la provincia". Aunque no habló de ajustes es lógico que el pedido de responsabilidad que se le pide a Scioli pasa por recortar gastos.

Dada la importancia del distrito y el consiguiente impacto que ocasiona cualquier conflicto, Lorenzino abriendo el paraguas advirtió: "La seguridad, los hospitales, las escuelas, la justicia en definitiva son servicios que presta la provincia y de exclusiva responsabilidad del gobierno provincial". Además, explicó el ministro, muchos de los fondos que envía a la Nación a Scioli son para pago de jubilaciones, subsidios a transportes, educación, entre otros conceptos.

En otro tramo de su conferencia consignó el alto endeudamiento que tiene Buenos Aires que constituye el 55% del total de las deudas provinciales. Ni siquiera se salvó de la crítica oficial el último esfuerzo de Scioli para mejorar los ingresos con lo que fue el Impuesto Inmobiliario bonaerense que le significó un importante paro agropecuario. Entonces, calificó que el monto de aumento "no fue todo lo acorde a lo que requería la provincia"dando a entender que existen fallas en el ente recaudador provincial.

Después de mostrar con números la mala administración provincial, de todas maneras Lorenzino volvió a ratificar que el gobierno continuará asistiéndola pero insistió que se esta en un momento de "enfrentar los problemas y administrar los problemas en forma eficiente".

Hernán Lorenzino también reiteró que el Gobierno mantiene como meta el crecimiento y la generación de empleo. Consultado por ámbito.com en cuánto estima el crecimiento para el segundo semestre del año, anunció: "Seguimos manteniendo las proyecciones del crecimiento que están contenidas en la Ley de Presupuesto, del 5,1%".

En esta línea, la de impulsar el crecimiento, enmarcó las recientes medidas como "el programa de crédito hipotecario, Procrear, continuar con la asignación universal por hijo, créditos a jubilados, y con otras medidas para mantener el consumo y el nivel de empleo", concluyó.

En esta oportunidad le tocó al ministro de Economía mostrar que el Gobierno nacional ha entrado en una etapa donde no está decidido a "tolerar" que los mandatarios provinciales, en particular Daniel Scioli, mantengan altos niveles de buena imagen pública porque -gracias al auxilio nacional- no se ven obligados a tener que ser eficientes en la administración de la cosa publica que seguramente demandaría el aplicar políticas "más antipáticas".

Lo que sí olvidó el ministro, a pesar de haber sido en su momento funcionario bonaerense, es que Buenos Aires es el territorio más extenso del país, que absorbe a toda la mano de obra desocupada que no encuentra trabajo en su lugar de origen y que es el distrito que más aporta a la conformación de la actividad económica. Sin embargo, en términos de coparticipación fue castigada con un porcentaje inferior que dio lugar al Fondo de Reparación Histórica que hace tiempo dejó de percibir.

En concreto, Scioli podrá este mes hacer frente al pago de salarios y jubilaciones "pateando" para el mes que viene el tener que venir a suplicar por ayuda financiera salvo que, o recaude más o comience a efectuar ajustes, palabra prohibida en el kirchnerismo.

Dejá tu comentario

Te puede interesar