Simultáneas de Guzmán

Economía

Desde el domingo ha comenzado a enhebrar diversas negociaciones en paralelo y que la idea es que para cada propuesta presentada por los acreedores exista una contraoferta particular, que se trabaje en eso.

Maghami es un gran maestro de ajedrez, pero podría decirse que Martín Guzmán no le va en zaga. El iraní Ehsan Maghami logró la proeza de jugar partidas simultáneas contra 135 personas a la vez y marcó un récord. Lo del ministro es más humilde, no va por el oro, pero el dato es que desde el domingo ha comenzado a enhebrar diversas negociaciones en paralelo y que la idea es que para cada propuesta presentada por los acreedores exista una contraoferta particular, que se trabaje en eso.

Por ello es dable pensar que las negociaciones no sólo se extenderían algunos días más, sino que parte de esa decisión se funda en la necesidad de armar respuestas individuales a cada propuesta y continuar de esa manera. Se pondera, sí, la idea de que, a pesar de la extensión de las conversaciones, se estará en default técnico. Incluso se habla de los recursos que tiene la Argentina ante la SEC en Estados Unidos para no salir perdiendo a partir del sábado.

Parece que en Olivos (un lugar que el discípulo de Stiglitz visita diariamente) el clima ha registrado una mejora o, mejor aún, la presión ha cedido un poco. ¿Cuánto? Lo suficiente para que se note, dicen. La rutina no sólo incluye cafecitos con el Presidente, sino también skypes o zooms encriptados que ayer arrancaron bien temprano, explicando las bondades de la propuesta argentina. Pero ojo, porque nadie enarbola banderas de optimismo. La estrategia es justamente apurar el paso y no mirar para los costados. Como cuando éramos chicos y nos decían que no habláramos con extraños.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario