Monopolio Clarín suma empresas de TV por cable

Economía

Multicanal y CableVisión se fusionarían, a más tardar, antes de que termine el primer trimestre del año próximo. El monopolio «Clarín» estaría a punto, además, de quedarse con la productora Pramer, hoy propiedad 100% de la estadounidense Liberty Media, y estaría gestionando la compra de al menos un gran operador de cable del Gran Buenos Aires, la empresa Telecentro de Alberto Pierri. O sea: el monopolio de prensa se convertiría en un monopolio sin discusión en el rubro de los canales por cable. Un disparate que, se supone, el gobierno no debería tolerar.

De este modo, entre su controlada Multicanal y CableVisión, «Clarín» totalizaría 2,3 millones de hogares abonados. Si a eso se le suman sus participaciones en cables del interior (por citar un caso, en Telered, que tiene 80.000 abonados, Multicanal posee 50% de la empresa) la cifra treparía a cifras difíciles de calcular.

Este solo hecho (como si hiciera falta algún otro) hará difícil para el gobierno nacional explicarle al país por qué se aprueba tan inaceptable fusión, sobre todo después de que el propio Néstor Kirchner denunciara a los supermercadistas por «cartelizar» el sector.

No se espera, sin embargo, que algún funcionario despistado objete esta monopolización de un servicio que alcanza a
la mitad de los hogares argentinos: el monopolio ya obtuvo la sanción en el Congreso de la denominada «ley Clarín» (oficialmente Ley de Bienes Culturales) que lo salvó de tener que entregar sus empresas a cambio de su abultada deuda. Dicha fusión deberá pasar por la Comisión de Defensa de la Competencia, dependencia del Ministerio de Economía, en la que los trámites se aceleran o se demoran no precisamente en función de la posible monopolización o no de un mercado.

• División

En la actualidad, la propiedad de CableVisión se divide (a grandes números) entre el fondo que encabeza Thomas Hicks, con 40%; el fondo Fintech, del mexicano David Martínez; el fondo Vistone (del monopolio «Clarín»), y los ex acreedores, todos ellos con 20% cada uno. En tanto, Multicanal es 100% de «Clarín». Sin embargo, se da por descontado que Fintech estaría dispuesto a venderle su parte a «Clarín», lo que lo dejaría en igualdad de tenencia con Hicks. En la actualidad, siempre según las versiones del mercado, «Clarín» estaría negociando con Hicks en qué condiciones quedaría el inversor texano en la empresa resultante de la fusión de CableVisión y Multicanal, habida cuenta de que su tenencia se licuaría y se convertiría en accionista minoritario del nuevo cableoperador.

En lo que hace a
Pramer, que distribuye las señales (propias y ajenas) Gourmet, (á), Plus Satelital, P&E, Magickids, Films&Arts y Cosmopolitan, entre otras, se dice que habría cuatro interesados en la puja llamada por Liberty, pero quien correría con ventaja sería «Clarín». Sin embargo, fuentes cercanas a este monopolio advirtieron que «al grupo Pramer no le aporta nada; además hay unas contingencias laborales (un juicio de ex directivos por cerca de u$s 7 millones) que la hacen poco apetecible».

En los mentideros del mercado se menciona a varios supuestos interesados, como el grupo Hallmark, Eduardo Eurnekian, Claxson (que tiene entre sus accionistas a Hicks) el mexicano Grupo Vargas y Fox. Cabe recordar que Eurnekian es el dueño del inmueble desde donde opera la productora, quien ya habría comunicado a los actuales inquilinos que no renovará el vínculo. También arrecian los rumores de que «Clarín» habría sondeado al conocido empresario bonaerense Alberto Pierri para comprarle su operación de TV por cable y proveedora de Internet por banda ancha Telecentro. Esto le daría llegada a un área del GBA hoy de difícil acceso. De concretarse esta compra, será otra píldora difícil de pasar para los órganos de control antimonopólicos del país.

Sorprende en medio de estas versiones certeras que tampoco ya ha salido a objetar la fusión el gremio que reúne a los trabajadores del sector. Este sindicato, más bien revulsivo en ciertos lugares -por ejemplo, antes en
«Canal 7»- por un mínimo despido o mejores condiciones laborales, todavía no emitió un comunicado cuando -se supone- este tipo de fusiones casi siempre implica fuertes reducciones de personal.

Dejá tu comentario