15 de abril 2008 - 00:00

Nadie cree en los mercados que el país vuelva a crecer a más de 7%

Nadie cree en los mercados que el país vuelva a crecer a más de 7%
Aunque los exportadores liquidaron dólares en abundancia, la divisa estuvo más demandada que días anteriores y cerró en alza. En el Forex-MAE, el principal mercado cambiario, el dólar cerró a $ 3,1550 para la venta, mientras en las casas de cambio se mantuvo a $ 3,17. El euro siguió en $ 5,08.

El dólar abrió vendedor a $ 3,1510, pero fue una ilusión. Sólo las tres primeras operaciones fueron de venta, después dominó el «bid» (compra) en las pantallas. A partir de las 11.30, los vendedores comenzaron a pedir valores más altos y la divisa llegó a $ 3,1550, y aparecieron vendedores. A pesar de que el dólar se encontró más pedido, el Banco Central estuvo regulando el mercado. A veces fue vendedor y otras comprador. Al final del día, le quedó un saldo a favor de u$s 40 millones que elevaron las reservas a u$s 50.406 millones.

El monto de negocios fue más alto de lo habitual. El Forex-MAE, donde operan los bancos y los agentes extrabursátiles, movió u$s 492 millones, mientras el MEC, la plaza de los cambistas, negoció u$s 135 millones.

  • Compradora

  • Para hoy la divisa está compradora, porque la demanda que ingresó después del cierre duplica a la oferta.

    Por su parte, los bonos siguen en caída. No hay argumentos que impidan su venta. No son activos que los inversores quieren tener en su cartera.

    Los negocios fueron muy reducidos. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), se operaron $ 1.210 millones, pero la mitad fueron Nobac y Lebac del Banco Central.

    El Discount en pesos, el principal título del canje de la deuda, perdió 0,20%. En una semana, este bono cayó casi 4%. El Par en pesos lo pasó peor, porque retrocedió 1,50%.

    Los cupones PBI que ajustan por el crecimiento de la economía, ante la posibilidad de que haya un racionamiento del gas a las empresas, perdieron 2,40%. Además, descuentan que la actividad será menor que la inicialmente prevista.

  • Apuesta

    Los bonos posdefault en pesos soportaron mejor las presiones de venta, porque hay quienes apuestan a que si hay un canje por bonos de más largo plazo, se pueden conseguir mejores condiciones. De todas maneras, los negocios fueron tan bajos que no se puede hablar de una tendencia.

    El BOGAR subió 0,40%, pero operó sólo $ 8 millones, cuando hasta no hace mucho tiempo operaba cerca de $ 100 millones. El BOCON PRE8 quedó igual y el PRE9 bajó 0,76%. El BOCON PRO12 subió 0,41%.

    Entre los bonos posdefault en dólares, se destacó una leve recuperación de 0,40% del BODEN 2013 con pocos negocios. En cambio, el BODEN 2012, que tuvo operaciones elevadas, perdió 0,02%.

    El ambiente de negocios quedó muy negativo. No hay interés por los bonos argentinos a pesar de lo elevado de las rentas. Las declaraciones del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, acusando a la oposición de querer hacer ver que hay inflación, aceleró la huida de los títulos argentinos.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar