Por caída en mercados el gobierno debió suspender emisión de deuda

Economía

Entre la nueva cuota de vencimiento de capital de BODEN 2012 y el pago de los intereses del mismo título, el Ministerio de Economía se prepara para pagar u$s 2.500 millones. Si se suman vencimientos a organismos multilaterales, a lo largo del mes deberá contar con u$s 2.800 millones. «El dinero ya está acumulado en cuentas del Banco Nación y del Central. Pero todavía tenemos que salir a buscar financiamiento para cubrir los compromisos hasta fin de año, en particular en el último trimestre», explican en el Palacio de Hacienda. Según los cálculos extraoficiales, todavía es necesario salir a buscar como mínimo u$s 2.000 millones para cubrir los vencimientos hasta fin de 2007. El panorama no sería complicado para el secretario de Finanzas, Sergio Chodos, si no fuera por el súbito aumento del riesgo-país, que tocó el viernes su máximo anual, al ubicarse en 345 puntos básicos. Hoy por la incertidumbre en mercados no es posible obtener financiamiento lanzando bonos. El año pasado, por ejemplo, se colocaron nuevos bonos en dólarespara reabsorber los pagos efectuados por el gobierno a principios de agosto (una cifra similar a la actual).

También se suspendió una nueva emisión del Bono del Sur, juntamente con Venezuela. Si bien se trata de una operación más sencilla y en la que el gobierno de Hugo Chávez prácticamente asegura la presencia de compradores, el problema es que los títulos se colocan a precios de mercado y -nuevamente- el costo sería muy elevado.

  • Alternativas

    El escenario y las alternativas que manejan en el Palacio de Hacienda son los siguientes:   

  • En este tercer trimestre no hay mayores escollos financieros. Ya está el dinero para pagar los vencimientos de principios de agosto, y setiembre es un mes relativamente desahogado. Por lo tanto, el problema se presenta sobre todo en el último trimestre.

  • En diciembre, la Secretaría de Finanzas, a cargo de Sergio Chodos, deberá pagar $ 1.500 millones correspondientes al cupón PBI. A esto se suman unos $ 1.400 millones de rescate (o recompra) de deuda, según la obligación que figura en la reestructuración realizada en 2005. Se trata de la «capacidad de pago excedente» por el 24% de los títulos que no entró en el canje. Todavía no está decidido cuáles serán los títulos que ingresarán en la operación. Es probable que se opte por títulos que ajustan por inflación.

  • Si el mercado financiero continúa virtualmente cerrado para la Argentina debido a la suba del riesgo-país, hay distintas alternativas. Una de ellas es la posibilidad de acceder a adelantos transitorios por parte del Banco Central, ya que el margen hoy llega a casi $ 4.000 millones. El problema es que implicaría mayor emisión monetaria.   

  • Otra posibilidad es acceder a recursos del superávit obtenido por organismos como la AFIP, el PAMI o la ANSeS. Tal como destaca en su último informe MVAS Macroeconomía, la última vez que se echó mano a estos recursos fue en 2004. Suman más de $ 15.000 millones.   

  • Con este escenario, hay dudas respecto de la ayuda que el Tesoro podría darle al Central para comprar dólares y sostener el tipo de cambio. La entidad que preside Martín Redrado quiere mayor protagonismo del gobierno para esa tarea, lo cual ayudaría a disminuir los niveles de emisión. El tema se tocó la última semana durante la reunión de coordinación que mantuvieron técnicos de Economía y del BCRA, pero sin resultados concretos. Los técnicos del Palacio de Hacienda reconocen, por otra parte, que al haber caído el nivel de superávit fiscal real (no incluye los recursos que vienen traspasando las AFJP a la ANSeS en los últimos meses) es mucho menor el margen de maniobra para utilizar ahorro público para la compra de divisas.
  • Dejá tu comentario