Por otro conflicto gremial se paraliza producción de autos

Economía

Aunque todo indica que 2008 cerrará como el mejor año para la industria automotriz, las empresas del sector lo están viviendo a los sobresaltos. El nuevo motivo de preocupación es el conflicto que mantienen los fabricantes de neumáticos con los trabajadores por el aumento salarial (ver vinculada).

Desde hace varios días, la protesta gremial está afectando la producción de las empresas Pirelli, Fate y Firestone, y esto repercute en las terminales automotrices que se encuentran casi sin stocks de neumáticos.

Ante esta situación, varias automotrices comenzarían a suspender personal en los próximos días al no poder seguir fabricando vehículos por falta de insumos.

En realidad, lo que sucede es que ya algunos modelos están siendo sacados de la línea de producción sin cubiertas a la espera de la llegada de la provisión de neumáticos. En otros casos, la falta de las ruedas de auxilio impide que esas unidades sean despachadas a las concesionarias.

El problema es que algunas empresas ya no pueden seguir acumulando 0 km en esas condiciones y deberían directamente dejar de producir con la suspensión del personal correspondiente.

«De los vehículos que producimos, sólo tenemos faltantes de cubiertas en uno de los modelos, que los enviamos a playa sin terminar. Pero en los otros casos tenemos stock para un día más por lo que, si no se soluciona el conflicto con los proveedores, tendremos que parar la producción», explicó a este diario un directivo de una terminal.

El malestar del sector está potenciado por una sucesión de hechos producidos en los últimos meses que alteraron los planes de fabricación en una industria que está trabajando a full para satisfacer la demanda interna y, especialmente, la externa, ya que alrededor de 70% de la producción se exporta.

  • Problemas

    El conflicto entre el campo y el gobierno causó serios inconvenientes por los cortes de rutas que impedían el abastecimiento de insumos y el traslado de los autos. También hubo problemas porque, como en el caso de los neumáticos, varios proveedores de autopartes no podían cumplir con los pedidos por estar en conflicto con el personal por la discusión paritaria, provocando que se parara la producción en las terminales. A eso se sumaron los fuertes reclamos salariales de los mecánicos que lograron un aumento de 35% y la huelga aduanera en Brasil.

    Ante esta situación, la asociación que agrupa a las terminales (ADEFA) realizó durante esta semana un relevamiento entre todas las empresas para ver la situación del sector. Ayer, durante una reunión en la entidad, se analizó el tema de la provisión de neumáticos con vistas al encuentro que mantendrán mañana con el secretario de Industria, Fernando Fraguío. Si bien estaba previsto para analizar otros temas (el comercio bilateral con Brasil con vistas a la reunión con una delegación de ese país que se realizará la semana próxima), tendrá ahora como tema central el problema de los neumáticos.

    Las terminales quieren a través de un hombre del sector (Fraguío es ex presidente de Iveco) llevarle al gobierno la preocupación de las empresas por las dificultades para producir en la Argentina, en momentos en que están en juego millonarias inversiones y hay países como Brasil, China o India que tienen un trato preferencial para los capitales automotores.
  • Dejá tu comentario