Préstamos de $ 500.000 para Pymes

Economía

El Banco Central dispuso una serie de medidas para facilitar el crédito a las pymes. La decisión pasó por reducir la información que se exige cuando el préstamo llega hasta los $ 500.000, que antes se solicitaba para montos superiores a los $ 200.000.

«Estas medidas no van a provocar un boom, pero son cuestiones que solicitaban los bancos para reducir los costos operativos y flexibilizarlas normas de calificación de empresas»,
señalaron en el BCRA. Las nuevas exigencias se dieron a conocer a través de la Comunicación «A» 4.310.

Desde su asunción en setiembre pasado, el titular del Banco Central, Martín Redrado, busca que el aumento del crédito se vuelva más dinámico y se convierta en una variable clave para el crecimiento de la economía.
Ya a fines de 2004 comenzó a aplicarse una normativa para facilitar el acceso de las empresas al financiamiento bancario.

Ahora las medidas son básicamente dos y abarcan exclusivamente a aquellos créditos de naturaleza comercial:

Cualquier crédito de más de $ 200.000 requería una vez otorgado de un seguimiento periódico para comprobar la capacidad de repago de la compañía, a través de la lectura de sus estados contables. Ahora sólo se requerirá dicha información cuando el préstamo supere los $ 500.000. Para las compañías con deuda inferior a este nivel alcanzará con comprobar que está cumpliendo puntualmente con el pago de las cuotas para seguir clasificándola en situación normal, es decir «categoría 1». Tanto para la entidad como para el banco implica una reducción importante de costos, ya que no deberá efectuarse una entrega mensual sobre la evolución de la compañía.

Adicionalmente, se flexibilizó el monto de crédito que puede otorgarse a una pyme. Hasta ahora, si la compañía solicitaba más de $ 200.000, el banco no podía prestar más de 100% del patrimonio de aquélla. Ahora, ese límite se elevó hasta los $ 500.000, con lo cual aumenta el monto de crédito que puede otorgarse a una empresa.

La financiación comercial viene aumentando de manera significativa, aunque se trata de líneas de corto plazo, a través del descuento de documentos y adelantos en cuenta corriente.

De hecho, en ambos rubros se registraron aumentos muy fuertes, de 43%, en los últimos doce meses, aunque desde niveles bajos.

Dejá tu comentario